(Peru21)
(Peru21)

, la mujer que acusa al presidente regional de Cajamarca, , de secuestro y tortura, y de asesinar a su padre, Eliseo Vargas, en el 2005, se encadenó frente a la Sala Penal Liquidadora de Jaén en protesta porque no se le permitió participar en el juicio oral contra uno de sus presuntos agresores y por la demora en este proceso.

En diálogo con Peru21, Javier Adrianzén, abogado de Vargas Santa Cruz, informó que el Poder Judicial no la notificó de la diligencia que se iba a realizar contra Edilberto Flores Vásquez, actualmente preso, por este caso.

"Petronila no sabía que este exdirigente de los ronderos estaba detenido ni que se iba a realizar el juicio oral el 4 de abril, pues hubiera presentado a sus testigos para desbaratar la defensa de Flores", aseguró.

Por tal motivo, el letrado informó que "ha presentado un queja formal contra los magistrados de la Sala Penal Liquidadora de Jaén para que sea debidamente notificada para participar en este proceso".

Agregó que su reclamo se ampara en que el coacusado de Gregorio Santos "ya solicitó la variación del mandato de detención por el de comparecencia restringida, con la ayuda del padre Francisco Muguiro, de Radio Marañón".

El próximo miércoles, 29 de mayo, Santos y Petronila Vargas se volverán a ver las caras después de ocho años.