Entre coca y coca. Evo Morales y Guillermo Bermejo participaron en un encuentro de cocaleros (Facebook).
Entre coca y coca. Evo Morales y Guillermo Bermejo participaron en un encuentro de cocaleros (Facebook).

El congresista y procesado por terrorismo, (), anunció que impulsará la ley de hoja de coca bajo el pretexto de industrializar este cultivo en el país. Pero lo que realmente busca es expulsar las bases militares de EE.UU., la DEA y la Agencia de los EE.UU. para el Desarrollo (USAID).

Su propuesta fue dada ante congresistas de su bancada, dirigentes cocaleros y , el expresidente de que llegó al Perú para alentar a a sacar de nuestro territorio a estas importantes agencias que luchan contra el . ¿Se avecina una narcopolítica en el Perú?

MIRA: Francisco Sagasti: “Si algo habremos hecho en este gobierno es, por lo menos, cumplir lo que prometimos”

“So pretexto de la lucha contra el narcotráfico, montan bases militares. ¿Y para qué son? Para tener el control del Estado nacional y el pueblo. Para robar nuestros recursos naturales. Eso es lo que vivimos en Bolivia”, aseveró Morales.

Destacó el modelo boliviano sobre el cultivo de la hoja de coca y en la lucha contra el narcotráfico. Aseguró que desde que entró al poder en 2006  y expulsó a la DEA, CIA y a la USAID, la lucha antidrogas en Bolivia fue mejor, lo cual no es cierto pues el último reporte del gobierno de EE.UU. da cuenta de un fuerte aumento de hectáreas de cultivo de hoja de coca.

Bermejo, quien es procesado por terrorismo al concurrir a los campamentos de los Quispe Palomino, socios del narcotráfico, expresó su intención de seguir el ejemplo boliviano.

En marzo de 2021, Bermejo presentó al entonces candidato a los cocaleros de Pichari (Vraem) asegurándoles que la agenda de Perú Libre incluye la despenalización del cultivo de coca.

“Sabemos que necesitan una ley de hoja de coca, similar a la del hermano Evo Morales, amigo del profesor”, expresó Bermejo.

LOS NARCOS GANAN

, analista en seguridad integral, expresó que la propuesta de Bermejo es inviable dado que existen una gran variedad de normas y tratados internacionales contra este cultivo vigentes.

“Legalizar la coca significaría dar el control al narcotráfico, darle de manos llenas el control. Morales lo dice a sabiendas de que para el chac-chado e industrialización a nivel nacional no llega ni a las 12 toneladas de producción. Es decir, todo el resto se va para el narcotráfico. Sería darle libre albedrío a la fabricación de PBC y clorhidrato de cocaína”, aseveró.

El experto también rechazó que en Bolivia tengan un modelo antidrogas exitoso. “No es así. Antes de que Evo entró al poder, existían 12 mil hectáreas de coca, pero cuando estaba a cargo estaba encima de los 30 mil. ¿Dónde está la reducción? Es un engañamuchachos. Expulsar a la DEA es convertir al país en un lugar preferido del narcotráfico. Si se da, perderíamos apoyo económico y nos convertiría en un narcoestado”, agregó Yaranga.

DATOS:

- Un informe de la sobre los cultivos de coca en América Latina señala que, en 2020, Perú alcanzó una cifra récord con más de 88 mil ha. de hoja de coca. El doble de lo registrado en 2016.

- Según el informe, Bolivia registró 39, 400 hectáreas en 2020, estando aún cerca de niveles récord .Entre 2010 y 2020, se incrementó de 29 mil a 39,400 hectáreas.

VIDEO RECOMENDADO:

Mario Vargas Llosa en Perú21
Mario Vargas Llosa en Perú21.