Un grupo de manifestantes se acercó hasta la Plaza de Armas para mostrar su apoyo a los fiscales , quienes fueron removidos del Equipo Especial Lava Jato el 31 de diciembre por Pedro Chávarry.

Las personas llegaron portando una bandera de Perú y diferentes carteles, a través de los cuales mostraron su desacuerdo con la decisión del fiscal de la Nación.

Ellos manifestaron su apoyo al presidente Martín Vizcarra, quien presentó un proyecto de ley para declarar al Ministerio Público en emergencia.

Minutos después, Pedro Chávarry ratificó en sus cargos a José Domingo Pérez y Rafael Vela, una decisión que sorprendió a los manifestantes que se encontraban frente a Palacio de Gobierno.

Al lugar también llegó un grupo de seguidores de Pedro Chávarry, quienes aseguraron que el Perú está viviendo en una "dictadura", donde "el jefe de Estado no respeta la división de poderes y la independencia de las instituciones".