El ministro de Defensa, , justificó la presencia de en el Gobierno, y dijo que su incorporación como viceministro de ese despacho tiene como objetivo fortalecer la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico.

"Conozco la capacidad profesional del señor Vega y confío en que el mismo esfuerzo y sacrificio que ha tenido para enfrentar al terrorismo (desde el Ministerio del Interior) lo pueda hacer en el Ministerio de Defensa", indicó Cateriano, luego de la juramentación de Vega en la sede del Cuartel General del Ejército.

Sobre , el ministro sostuvo que esta se debe a "un acto de confianza del presidente Ollanta Humala" y que es normal que la oposición se oponga. "De los apristas y fujimoristas no espero elogios", puntualizó.

'NO SOY UNA PERSONA DE ESCRITORIO'Tras jurar en el cargo de viceministro de Políticas para la Defensa, Iván Vega señaló que no es una "persona de escritorio" y que seguirá luchando contra el terrorismo, que es el "enemigo de todos los peruanos".

"Vengo trabajando de manera silenciosa en el VRAEM desde 2011 (…) Yo estoy en el campo, trabajando, implementando, planificando y supervisando directamente todas las operaciones", dijo a Canal N.

Asimismo, rechazó estar vinculado al e indicó que para que se sintiera cómodo de nombrar a alguien de confianza en el puesto de viceministro Orden Interno.

Los militares bautizaron como 'Rambito' a Vega Loncharich, quien es administrador de empresas de profesión, por su afición por el tiro al blanco y porque suele usar ropa de camuflaje.

Para el analista y exministro del Interior Fernando Rospigliosi, dijo que el Vega es presentado como pieza clave en la lucha contra el terrorismo para justificar su presencia en el Ejecutivo. "Eso es una gran mentira, en el VRAEM se trabaja una estrategia desde el 2006. Vega se ha subido a ese carro, es una coartada porque será el operador de Humala en el sector", subrayó.

DATOS DE IVÁN VEGALa relación de confianza entre Vega Loncharich y el presidente Humala se fortaleció desde la captura de 'Artemio' en febrero de 2012.

En ese momento, el viceministro le propuso al mandatario constituir un grupo especial, de policías y militares, para capturar a los mandos terroristas del otro valle cocalero, el Vraem.

Esa brigada sería conocida más adelante como "Lobo", equipo que abatió a los senderistas 'Alipio', 'Gabriel' y 'Alfonso'.