No le importa. Bellido aprovecha su cargo para difundir la idea del partido de su jefe Cerrón. (Foto: PCM)
No le importa. Bellido aprovecha su cargo para difundir la idea del partido de su jefe Cerrón. (Foto: PCM)

Una vez más, Perú Libre inició una campaña a nivel nacional, aunque en esta oportunidad ya no buscan la Presidencia, sino cambiar la Constitución y reescribirla desde cero porque, según ellos, no resuelve sus demandas, que principalmente radican en un partido único, un sistema anticorrupción que no persiga al “pueblo” y en donde no se castigue la apología del terrorismo.

Con congresos, manifestaciones a través de medios de comunicación regionales, spots radiales, videos propagandísticos, reuniones en plazas, conferencias en que obligan a firmar a favor del cambio de la Constitución y hasta el método de ir puerta por puerta son algunas de las técnicas que utilizan los seguidores de Vladimir Cerrón y Pedro Castillo para llegar a su meta.

Emulando, claramente, el trabajo realizado para la campaña presidencial que fue desplegado también por las bases regionales del Movadef. No solo queda ahí, sino que la maquinaria también implica a los propios funcionarios del Gobierno.

Ayer, el premier Guido Bellido aprovechó la visita oficial que realizó en la provincia de Cotabambas (Apurímac) y se dirigió a un grupo de dirigentes de comunidades, pidiéndoles que respalden con su firma los planillones para la nueva Constitución.

“Queridos hermanos, ya se está viniendo la nueva Constitución y nuestros hermanos están haciendo firmar (los planillones); tenemos que firmar, aunque los otros no están queriendo esta nueva Constitución”, dijo en quechua Bellido.

Bellido 2 (1)
null null

¿Qué hay detrás de la meticulosa organización que se viene moviendo al interior del país? ¿Quién financia esta campaña donde se usan mentiras e información fuera de contexto? ¿Por qué la insistencia en cambiar la Constitución?

ESTRATEGIA CONOCIDA

“Las reformas son solo disfraces y más de lo mismo, la actual Constitución se hizo tras un golpe de Estado y dictadura, jamás fue debatida ni tuvo representación del pueblo, el Estado está atado de manos sin soberanía, se deben prohibir los monopolios, los servicios básicos no pueden garantizarse con el modelo económico social de mercado”, es lo que dice un spot adornado con cumbias y narrado por Beto Cruz, un colaborador del comité provincial de Perú Libre en la ciudad portuaria de Paita.

Este anuncio es transmitido en las emisoras radiales o ‘radioparlantes’ que, mediante unos vociferadores, pasan la cuña por los mercados y asentamientos alejados del centro de la ciudad. El texto se escribió en una asamblea realizada por el comité provincial de Paita el último domingo 12.

Audios como este son emitidos en otros departamentos del Perú con sus respectivas adaptaciones. En todos llaman a firmar los planillones que llevan como nombre “Referéndum para consultar a la ciudadanía la reforma total de la Constitución de 1993 a cargo de una Asamblea Constituyente popular, soberana y plurinacional”.

Según fuentes de Perú21 en Perú Libre, Paita “se va primero a motivar y a concientizar para que, cuando vayamos tocando puerta por puerta, la gente ya tenga conocimiento y de frente firmen, ese es el objetivo”. Incluso el mismo comité organizador da entrevistas en radios locales que apoyan la medida, como Radio Nor Perú, Radio Antena 10 y Radio Pacífico, que tienen influencia en Piura.

Cuando preguntamos por el dinero, nadie sabe de dónde sale. Pocos recuerdan que para la campaña presidencial se usó dinero de la organización criminal Los Dinámicos del Centro.

(Foto: PCM)
(Foto: PCM)

UN MISMO DISCURSO

En Cusco, Lambayeque y Pasco, emiten programas o videos en medios de comunicación. Por ejemplo, en radio Victoria Chumbivilcas (Cusco) apareció un espacio, el 5 de setiembre, que durante dos horas, desde las siete de la mañana, tiene a militantes de Perú Libre y transmite un programa llamado Nueva Constitución, donde les permiten repetir libremente su discurso.

Este programa ha tenido ya dos emisiones y es conducido por Franny Lider Mendoza Sivincha, quien fue candidato a la Municipalidad Provincial de Chumbivilcas por el Movimiento Independiente Regional Faena en 2018 y ahora es seguidor de Perú Libre.

En Áncash, el congresista Elías Varas de Perú Libre y una delegación de personeros del partido se paran en las esquinas de la ciudad con los planillones y llaman a la gente a firmar. Esto sucede también en Arequipa, Puno y Junín, donde se reúnen con mesas en paraderos y plazas en busca de una firma.

En todos los departamentos, enseñan cómo firmar las cartillas y repiten el discurso alrededor de la afirmación de que ‘la actual Constitución está errada’. “Una nueva Constitución para los pobres del país, como es la inmensa mayoría, porque su economía está relacionada al neoliberalismo, porque se ha reformado para intereses específicos”, dicen sin mayor sustento. En otra ciudad afirman en los mercados que “la actual Constitución se hizo tras un golpe de Estado y dictadura, jamás fue debatida ni tuvo representación del pueblo”.

Para aclarar las mentiras, el constitucionalista Raúl Ferrero Costa explicó que si bien “la Constitución se hizo tras el autogolpe de Fujimori, (este) llamó públicamente a juristas para que integraran una comisión para redactar las recomendaciones y formar una Asamblea Constituyente que elaboró una nueva Constitución. La constituyente fue aprobada por referéndum, obtuvo la votación necesaria y entró en vigencia”.

Respecto a la parte en que Perú Libre menciona que “el Estado está atado de manos sin soberanía”, Ferrero señaló que “no hay necesidad de llegar a extremos, hay una metodología establecida en el artículo 206 que dice cómo se debe reformar y lo único que tiene que hacer este gobierno y este Parlamento es seguir las reglas establecidas”.

El constitucionalista Víctor García Toma, por su parte, añadió que “habiendo transcurrido 28 años, esta Constitución se ha ido legitimando. Se han suscitado nueve gobiernos de manera ininterrumpida, lo cual es un hecho inédito, (la Constitución) ha sufrido una serie de transformaciones y ha dejado de ser lo que en principio los legisladores constituyentes quisieran que hubiera sido, una Constitución neoliberal. Hoy no lleva la firma de Fujimori porque ha recibido, a través de las reformas, prácticas y usos políticos de los gobiernos respectivos, una nueva perspectiva e imagen”.

NO ES NECESARIA

Víctor García Toma recordó que, en el primer mensaje a la nación que hizo el presidente Pedro Castillo, dijo que “el Perú requería una nueva Constitución porque habían pasado 28 años y esta nueva generación de jóvenes que han surgido tenían el derecho a suscribir un nuevo pacto social”.

Sobre esto indicó que “ese es el argumento de este gobierno, pero Estados Unidos tiene una única Constitución desde 1787 y México desde 1917. Las Constituciones nacen con una vocación de eternidad. Si en el camino encuentran algunas dificultades con la realidad, la reforma permite renovar ese pacto a través de estas enmiendas, pero dinamitar todo el sistema político, económico y social por el mero hecho de que hay que cambiar la Constitución porque hay que cambiarla, sin un argumento serio para redimir el cambio, no”.

Ferrero cuestionó la insistencia del Gobierno en cambiar la Constitución. “No sabemos qué idea tienen detrás de eso, pero no hay un pedido de la población, no hay un animus constituyente, ¿quién quiere una nueva Constitución? ¿Hay un reclamo de la población? Nadie del actual gobierno ha explicado por qué, qué artículos quieren reformar, ¿toda la Constitución?, ¿toda está mal? Los países más desarrollados tienen constituciones que se van reformando en el tiempo”.

Pero Perú Libre sí ha sido claro en sus verdaderas intenciones alrededor del cambio de la Constitución. Sus voceros, a lo largo de la campaña, han señalado que buscan la reelección, acabar con el actual sistema anticorrupción que sentenció a Vladimir Cerrón y cambiar las leyes que castigan los delitos de terrorismo.

Textos con ideología radical

Desde la interna de Perú Libre existe una premisa: el adoctrinamiento es un arma bastante poderosa en la política y en muchos otros campos de batalla. Las escuelas políticas del partido vienen realizando de forma sistemática una serie de charlas en distintos puntos de Lima.

El objetivo es introducir a la juventud las teorías marxistas-leninistas-maoístas y conseguir las firmas necesarias para cambiar la Constitución vía referéndum. Este diario tuvo la oportunidad de ingresar esta semana a una de estas exposiciones de Perú Libre.

Desde la entrada, nos preguntaron si ya habíamos firmado los planillones para el tan anhelado referéndum. En caso contrario, los organizadores insistían en formar parte de la iniciativa. Esto ocurría con cada uno de los asistentes que, muchos de ellos, se acercaban por simple curiosidad.

Pese al ausentismo del congresista Guillermo Bermejo, la exposición continuó a cargo de un militante del partido y, como en todas las ediciones de la escuela política de Perú Libre, se compartió previamente un texto digital para su análisis. Para esta ocasión, correspondió el artículo “El derecho de las naciones a la autodeterminación”, de Lenin.

Un texto escrito por el líder comunista ruso en 1914 que –increíblemente– usan los seguidores de Vladimir Cerrón para entender la actual situación del país y solucionar sus problemas. Se habló, en la charla, de la libre autodeterminación que debería tener el pueblo peruano, para escribir su propia Constitución y sus propias normas, y de una supuesta dependencia histórica con países como Estados Unidos.

Según lo expuesto, para evitar esta dominación neoliberal estadounidense, es necesario llegar a una nueva Constitución. Y, para ello, cada uno de los militantes debe tener un planillón en sus casas para hacer firmar a sus familiares y amigos. Estas ‘escuelas’ siguen pululando en diferentes partes del país.

Tenga en cuenta

  • Perú Libre insiste en sus congresos en la influencia negativa de Estados Unidos en el país, pese a que el propio ministro de Justicia indicó su desacuerdo en esta idea.
  • El Movadef, la agrupación de Sendero Luminoso, también apoyó el cambio de la Constitución. Lo hacen claramente a través de redes sociales y en marchas donde se camuflan bajo la fachada de otras organizaciones.
¿Por qué Castillo se viste como Maduro y Morales?
El Perú tiene más de mil trajes típicos pero el Presidente Pedro Castillo prefiere usar un traje venezolano.