Plan de escape. El presidente se escabulló para no responder a congresistas por caso Sarratea y prefirió viajar a Huancavelica. (Foto: GEC)
Plan de escape. El presidente se escabulló para no responder a congresistas por caso Sarratea y prefirió viajar a Huancavelica. (Foto: GEC)

El presidente eludió por cuarta vez al para no responder sobre los actos de corrupción que se le imputan. A pesar de que confirmó y aceptó que integrantes de la Comisión de Fiscalización acudan a Palacio de Gobierno para tomarle su declaración –en el marco de las investigaciones por el caso Sarratea–, el mandatario rehuyó a su compromiso y optó por viajar a Huancavelica para cumplir con otras actividades.

MIRA: Pedro Castillo exige que el Congreso asuma una “verdadera fiscalización” hacia su Gobierno

La sesión estuvo pactada para ayer a las 9:30 a.m.; sin embargo, recién a las 9:12 a.m. el secretario general del Despacho Presidencial, Jorge Alva Coronado, envió un oficio a Héctor Ventura –titular de la Comisión de Fiscalización– para comunicar que no recibirá a la delegación parlamentaria al considerar que “no se presentan las garantías del debido proceso”. Para esa hora, el jefe de Estado ya no se encontraba en Lima.

Los miembros de la comisión, no obstante, igual acudieron hasta la sede del Ejecutivo, pero no pasaron de la puerta.

De acuerdo con el oficio de excusa, advierte que existe un “prejuzgamiento” en su contra por parte de Ventura y que ello contradice “los principios de objetividad e imparcialidad”.

Benji Espinoza, abogado del mandatario, justificó la huida de su patrocinado y dijo que las acciones de la comisión están viciadas y son nulas.

MIRA: Luis Miguel Castilla sobre paro de transportistas: “Se viene una ola de protestas”

Sin respuestas

El presidente debía responder en calidad de investigado por sus visitas clandestinas a una vivienda ubicada en el pasaje Sarratea, en Breña.

Cuarto Poder reveló en noviembre del año pasado que empresarios, exministros, congresistas de Perú Libre e incluso la lobista Karelim López llegaron a dicho inmueble donde despachaba fuera de los registros oficiales.

Fue la propia López quien afirmó a la Fiscalía de Lavado de Activos que la casa de Breña era utilizada como base para las reuniones entre los prófugos Juan Silva, Bruno Pacheco y Fray Vásquez.

De acuerdo a la colaboradora eficaz, todos ellos conformaban una red criminal que operaba en el Ministerio de Transporte y Comunicaciones (MTC) para repartir obras a empresas y puestos públicos.

El congresista Arturo Alegría (Fuerza Popular) mencionó que buscaba consultar a sobre su preocupante cambio de versión respecto a sus reuniones con Karelim López y sobre su cercanía con el exministro Juan Silva.

Otra de sus interrogantes era referente a la relación de personas con las cuales se reunió en Breña. “La población necesita saber si se cometió o no presuntos ilícitos”, aseveró Alegría a Perú21.

MIRA: MEF publica lista de principales insumos para producción de alimentos exonerados del IGV

Burla al congreso

El legislador Héctor Ventura negó que se haya vulnerado el debido proceso como alega el gobernante. “Carece de asidero real y legal de parte de los abogados. Los integrantes de la comisión hemos respetado todo el debido proceso”, declaró a la prensa. “El presidente no quiere dar la cara”, afirmó.

Agregó que pronto se emitirá un informe final y recordó que al ser comisión investigadora incluso se le pudo llamar de grado o fuerza a .

Con su actuación, termina reforzando la idea de que no quiere rendir cuentas, no solo ante el Ministerio Público sino ante el , opinó Samuel Rotta, director de Proética. “Es una pésima señal de su parte”, concluyó.

Asimismo, Karol Paredes, congresista de Acción Popular, cuestionó que el jefe de Estado no haya recibido a la comisión. “Es un acto de irresponsabilidad y más sabiendo de todas las dudas hacia su gestión”, dijo.

TE PUEDE INTERESAR:

PEDRO CASTILLO SE BURLA del Congreso