Pese a que, , La Positiva Seguros manifestó a Perú21 que fue el mismísimo Ministerio de Educación quien decidió que Trimega Corp. S.A.C —empresa del financista de Ollanta Humala, David Carretero— sea el proveedor seleccionado para la escolares siniestradas durante el incendio en el almacén del Minedu, la ministra Patricia Salas insistió en que es la aseguradora quien tiene la última palabra en este cuestionado proceso.

"El contrato final lo hace en realidad la compañía de seguros. Lo que ha hecho el es hacer el estudio de mercado y entregar el nombre de seis empresas que podían haber accedido a realizar la compra", dijo ante la Comisión de Educación del Congreso, en línea a lo dicho antes por el jefe de la Oficina de Administración del Ministerio de Educación, José Maman.

Como se recuerda, Maman declaró a Perú21 y a otros medios que el proceso no se ha concretado porque era la aseguradora la que debería elegir entre los postores finalistas (Trimega Corp. y Samsung Electronics).

Sin embargo, que La Positiva sustentó mediante los oficios N° 1266-2012-MINEDU/SG-OGA y N° 1462-2012-ME/SG-OGA que el ministerio que despacha Patricia Salas comunicó al ajustador de siniestros Herrera DKP que Trimega Corp. se encargará de proveer las 40,032 laptops escolares, que se quemaron el 8 de marzo pasado.

Lejos de aclarar este polémico punto, Salas repitió que de las tres empresas que se presentaron, Trimega Corp., Samsung Electronics y la fundación One Laptop per Child (OLPC), esta última no respondió a las especificaciones técnicas que se le pidió y que consignó una cotización a precio de barco, "mientras que el precio que se pedía era puesto en almacén".