Copa América

Ha partido Francisco Miró Quesada, un hombre con mucha ilusión

El director general de El Comercio partió a los 100 años de edad dejando un significativo aporte en las disciplinas filosófica, cultural y periodística. 

Francisco Miró Quesada

Francisco Miró Quesada

Francisco Miró Quesada fundó en 1953 "El Dominical". Foto: GEC

Francisco Miró Quesada. Foto: El Comercio

Michael Machacuay

La partida del filósofo, matemático y periodista  Francisco Miró Quesada Cantuarias, director general de El Comercio,  —a sus 100 años—, cierra  un capítulo de ocho décadas de actividad intelectual y abre otro referido a su legado.

Desde que vio la luz, el patriarca de una familia de periodistas señalizó su futuro luego de nacer un mes después de que acabara la Primera Guerra Mundial, el 21 de diciembre de 1918. Su padre, Óscar Miró Quesada de la Guerra (Racso), curiosa coincidencia, nació en 1884 cuando acabó la guerra con Chile.

“Fueron épocas en las que se empezaba a construir la paz, sin duda una paz conflictiva, pero al menos los protagonistas decidieron no seguir matándose. Ellos nacieron en un contexto histórico en el que había voluntad de paz”, recordó en diciembre del 2018 el hijo de Francisco, quien lleva su mismo nombre, Francisco Miró Quesada Rada.

A muy temprana edad, a los 17 años, se inició en su primer oficio cuando publicó su artículo cultural en el diario decano de la prensa nacional: "La filosofía de Schopenhauer y los dibujos animados". La semilla que sembró su abuelo José Antonio Miró Quesada había comenzado a germinar.

El legado de 'Paco'

Francisco Miró Quesada , o ‘Paco’ como lo llamaban, trascendió durante su etapa universitaria con un pensamiento que, a pesar de la época, contradecía el ‘orden natural de las cosas’ y ponía en duda cualquier verdad.

"En estos casos la religión ha suplantado a la filosofía. En este siglo la filosofía es la ciencia que ha fracasado, y la ciencia es la filosofía que ha triunfado, no hay línea divisoria entre las dos", destacó la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en una publicación referida al hoy desaparecido Miró Quesada Cantuarias.

La filosofía era una materia que cultivó en la Facultad de Letras de San Marcos y que lo habría motivado a iniciar importantes emprendimientos como la fundación de “El Dominical”, en 1953, un espacio de El Comercio que trazó el rumbo de importantes hitos históricos del país.

En sus páginas aparecieron destacados personajes como el historiador Jorge Basadre, los escritores y más tarde premios Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, Bertrand Russell; los novelistas Albert Camus, José Azorín, entre otros. Paco también figuró con singulares aportes literarios en el dominical que, en su momento, llegó a distinguir Luis Alberto Sánchez en su libro ‘La Literatura peruana’.

"El estilo de Miró Quesada Cantuarias es nervioso y directo. No utiliza casi nunca metáforas ni circunloquios, en parte por la índole de los asuntos que trata, y de otra parte por una visible ausencia de preocupación literaria. Sus opiniones suelen presentarse bajo una forma un tanto periodística, eminentemente vivaz", dijo Sánchez.

Los aportes que deja el intelectual no se circunscriben a su obra filosófica, cuyo trabajo es amplio y variado. Según narró su hijo, otra parte de su legado está en su “lógica jurídica” a través de su pensamiento político en su libro Humanismo y revolución.

Filósofo a todo terreno

“En realidad es un filósofo todo terreno que ha abarcado temas de filosofía analítica y especulativa, desde la matemática hasta la lingüística, pasando por la política e incluso la literatura si nos atenemos a la ponencia que presentó sobre Don Quijote de la Mancha en nuestra Academia de la Lengua, institución de la que, como es lógico, es el miembro más antiguo. Es un verdadero monstruo del saber”, contó Miró Quesada Rada.

El 4 de mayo pasado, El Comercio celebró 180 años de fundación. En su ceremonia conmemorativa, los familiares y amigos más cercanos de Paco recordaron su paso por el gobierno del expresidente Fernando Belaunde Terry, cuando se encargó del Ministerio de Educación, otros más nostálgicos evocaron su desempeño como embajador de Perú en Francia en 1967.

Francisco Miró Quesada tomó las riendas de la Dirección Periodística del diario el 2003 hasta el 2008 y hasta su fallecimiento  se mantuvo como director general del periódico.

“Lo más importante en la vida de mi padre no son sus libros ni los títulos ni los cargos que desempeñó, sino el haber conocido y vivido con mi madre, como si fueran dos tórtolos enamorados, dos aventureros arriesgados, dos románticos incorregibles; todavía siguen así”, señaló en alguna ocasión el hijo de Francisco, que en paz descanse.

Tags Relacionados:

Francisco Miró Quesada

Sigue actualizado en nuestra APP

Ir a portada