(USI)
(USI)

Ante el escándalo generado por los de Krasny del Perú, empresa de , hermano del presidente Ollanta Humala, ahora las instituciones públicas involucradas en el tema tratan de deslindar responsabilidad.

Una de ellas es el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE), que afirmó, a través de un comunicado, que la inscripción de Krasny del Perú en el Registro Nacional de Proveedores (RNP) fue "un procedimiento de aprobación automática, que se realiza a través de un formulario electrónico que los interesados suscriben con mérito de declaración jurada".

Además, indica que no se pudo detectar a tiempo los contratos que Alexis Humala hacía con el sector público porque "la información proporcionada por dichos proveedores está sujeta a fiscalización posterior, mecanismo que se realiza bajo un sistema de muestreo (aleatorio) y que permite verificar la autenticidad de la información proporcionada por los administrados".

Como una forma de acallar las críticas de distintos sectores, OSCE declaró la nulidad de la inscripción de Krasny del Perú como proveedora de bienes y servicios, como lo .

"Se procedió a declarar la nulidad de oficio de su inscripción en el RNP, sin perjuicio de la potestad que tiene el Tribunal de Contrataciones del Estado de imponer una sanción de inhabilitación temporal o permanente, previo procedimiento administrativo sancionador", señala.