El primer ministro, , volvió a referirse con evasivas a su eventual salida del gabinete, al asegurar que esa es una decisión que le corresponde únicamente al presidente y que, de darse, se iría contento del cargo.

"He visto la puerta, pero aún no me invitan a salir", sostuvo el premier en el programa No culpes a la noche, donde, además, afirmó que las críticas y presiones mediáticas no son un motivo para que desista de su labor. "Yo soy de mil y un batallas", dijo.

Consultado sobre la influencia de la primera dama sobre el mandatario y el papel que ella podría jugar respecto a su permanencia en el cargo, Valdés solo dijo que las relaciones con ella son muy buenas.

"Tengo unas magníficas relaciones con la señora Nadine y ella ha dicho que (sobre el gabinete)", señaló el premier, quien descartó que la primera dama tenga un rol activo en el Consejo de Ministros.