Urviola habla fuerte. (Heiner Aparicio)
Urviola habla fuerte. (Heiner Aparicio)

Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

El titular del (TC), Óscar Urviola, advirtió que es "muy delicado" cuestionar la legitimidad de esta institución por el vencimiento del período de seis de sus siete integrantes, cuyos reemplazos el Congreso hasta ahora no es capaz de designar.

Pese a la , dijo que el TC aún continúa funcionando para ejercer el control de la constitucionalidad y defender los derechos fundamentales de la persona.

En ese sentido, rechazó el llamado del legislador Víctor García Belaunde para que dimitan los demás magistrados, y la advertencia del expresidente del TC César Landa, sobre la ilegitimidad de quienes permanecen en el cargo a pesar de su período vencido.

"Cuestionar la legitimidad del TC, conformado por magistrados con período vencido, es muy delicado para la estabilidad democrática del país (…) La función que debemos cumplir es que la institución funcione, ejerciendo labores aún con el período vencido, al margen de las situaciones coyunturales", argumentó.

Urviola recordó que la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, artículo 10, obliga la permanencia de los magistrados en funciones, aun cuando haya vencido su período de cinco años, hasta que tomen posesión los juristas elegidos por el Congreso.

Por respeto al Parlamento como poder del Estado, indicó que no ha exigido al Congreso la elección de magistrados, pese a que existe un grupo especial encargado de seleccionar a los candidatos que ocuparían los seis cargos.

En todo caso, pidió a los seis magistrados que permanezcan ejerciendo funciones, y aseveró que no permitirá más disidencias al interior del órgano colegiado.

"Yo no lo permitiría, yo les he advertido que no pueden renunciar, más bien, les ha agradecido por permanecer porque me van a permitir ejercer una función que es de alta responsabilidad. No quisiera convertirme en un presidente guardián de la casa de Pilatos", indicó.