Abren nuevo juicio oral contra alcalde de San Borja por delito de desaparición forzada

Marco Álvarez es candidato a teniente alcalde  de Lima por el PPC, partido que postula a Alberto Beingolea como burgomaestre.

Álvarez es actual alcalde del distrito de San Borja. (Perú21)

Álvarez es actual alcalde del distrito de San Borja. (Perú21)

Marco Álvarez es actual alcalde del distrito de San Borja. (Perú21)

Álvarez es actual alcalde del distrito de San Borja. (Perú21)

Airon Nelson
Airon Nelson

La Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema abrió un nuevo juicio oral contra el actual alcalde de San Borja,Marco Álvarez, por el delito de desaparición forzada del ciudadano Lucho Manrique Escobar, ex empleado de la Corporación de Desarrollo (CORDE) de Huancavelica, durante el mes de noviembre de 1989. 

Esa decisión fue informada en Twitter por Carlos Rivera, quien es abogado de los deudos de la víctima.

Álvarez, que además postula a teniente alcalde de Lima por el Partido Popular Cristiano (PPC), declaró a Perú21 que ya dio “todas las explicaciones” en su momento y aseguró que no estuvo involucrado en ese hecho. Reconoció, no obstante, que este proceso afectará la campaña municipal de su líder Alberto Beingolea. “No es lo mismo postular sin ningún proceso en curso, aunque la ley no lo prohíbe”, añadió.

¿Qué pasó? Durante las elecciones municipales de 1989, el hoy burgomaestre –en ese entonces, coronel del Ejército Peruano– viajó a Huancavelica, según él, en calidad de observador de este proceso electoral. “Fui en representación del Comandante General, fue un pedido verbal. El proceso que se hace regularmente es para completar los cuadros, ver los planillones, vigilar la seguridad. Solo fui para eso”, narró.

Sin embargo, lo que lo vincula a la desaparición forzada de Manrique es que por aquella época el grupo terroristaSendero Luminoso llamó a boicotear los comicios y, según señaló, imprimió volantes en la CORDE de Huancavelica. “Yo llegué, según lo que se ha probado, un día después de los hechos”, comentó Álvarez.

No obstante, Carlos Rivera sostiene que Marco Álvarez habría citado a Manrique a su despacho para amenazarlo y decirle que sabía que en el local de la CORDE se imprimían los volantes con mensajes subversivos. “Dos días después desaparecen a Lucho Manrique”, contó Rivera a este diario.

La defensa del candidato a teniente alcalde de Lima es que hasta la fecha  no se ha podido determinar que la desaparición haya sido por elementos militares. “Además, yo no estaba al mando, yo fui para observar el proceso electoral y llegué un día después de los hechos, eso lo hemos probado”, acotó.

Leer comentarios ( )

Ir a portada