Ollanta Humala recordó que el 20 de febrero el Perú llamó a su embajador en consulta. (AFP)
Ollanta Humala recordó que el 20 de febrero el Perú llamó a su embajador en consulta. (AFP)

El presidente aseguró que tiene las pruebas de que Perú fue espiado por , por lo que espera las "satisfacciones del caso" y aseguró que "esto no se va a quedar así".

"¿Qué esperamos? —porque tenemos las pruebas, hemos comprobado que se ha producido el acto— que se den las satisfacciones del caso", dijo el mandatario en una conferencia con la prensa extrajera en Palacio de Gobierno.

"Esperamos que haya una respuesta oficial del gobierno de Chile, porque no dar respuesta, es una respuesta", sostuvo el gobernante peruano. "Tenemos las pruebas y tenemos identificadas a las personas que participaron", agregó.

"Este gobierno va a ser firme porque la dignidad del país no tiene precio. Esto no se queda así nomás", dijo Ollanta Humala, sin entregar más detalles de a quiénes se estaba refiriendo.

"Es un tema sensible y delicado y hay cosas que no puedo revelar", precisó.

Humala recordó que el 20 de febrero el Perú llamó a su embajador en consulta y , tras denunciarse que tres miembros de la Marina de Guerra peruana fueron pagados para espiar para Chile entre 2005 y 2012. Los tres militares están presos.

Chile negó el hecho, mantuvo en Santiago a su embajador en Lima y anunció que respondería la nota de protesta en los próximos días.

La denuncia tiene un antecedente: en noviembre de 2009 Perú denunció que un agente de su Fuerza Aérea era pagado para espiar en favor de Chile, en momentos en que ambos países mantenían un diferendo marítimo que fue resuelto en enero de 2014 por la Corte internacional de Justicia de La Haya. Chile negó el hecho en ese momento.

Pese a los recientes acontecimientos, Humala destacó que las relaciones comerciales entre Perú y Chile atraviesan por un buen momento y que pusieron fin a un conflicto limítrofe marítimo amparados en la legislación internacional.