Ollanta Humala busca calmar las aguas en su disputa ante el TC. (TV Perú)
Ollanta Humala busca calmar las aguas en su disputa ante el TC. (TV Perú)

Intenta calmar las aguas. Después de provocar un cortocircuito entre el Ejecutivo y el (TC), el presidente aseguró que no hubo ninguna injerencia de su parte en la labor del colegiado, por lo que calificó de 'exagerado' el tratamiento del tema.

"No hay que exagerar las cosas. El presidente de la República tiene toda la facultad constitucional de expresar libremente sus preocupaciones por temas que le atañen al Estado", manifestó el mandatario durante una actividad en La Libertad.

"No hemos hecho ningún tipo de injerencia. Lo que hemos hecho es mostrar nuestra preocupación para que se actúe con prudencia", señaló sobre sus declaraciones del último martes, en que pidió al TC no emitir fallos sobre 'temas sensibles'.

Ayer, el presidente del tribunal, Óscar Urviola, al afirmar que no actúa en función a lo que le guste al Jefe de Estado.