Desde la isla indonesia de Bali, el presidente esgrimió hoy la inclusión social como instrumento para lograr el crecimiento económico y dijo que esta ha cambiado el rostro del Perú.

"El tema es si basta solo con el crecimiento económico para lograr el desarrollo. El crecimiento es dinero en los bancos, el desarrollo es calidad humana", dijo Humala en la reunión de líderes empresariales, en el marco del Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico ().

Según el jefe de Estado, el desarrollo de un país requiere cambiar la estrategia de "crecer para aumentar la inclusión social" por el proceso contrario de "incluir para crecer".

Humala explicó que Perú es una economía dinámica que ha triplicado su PBI en 10 años, pero que junto con el resto de Latinoamérica es una de las regiones más desiguales del mundo, con altas tasas de desempleo juvenil.

Humala instó a a aprovechar la bonanza económica para desarrollar los pueblos y acabar con la pobreza, ya que no sería la primera vez, en su opinión, que se desaprovecha una etapa de crecimiento económico para entrar otra vez en la pobreza e inestabilidad política.

Humala enumeró iniciativas de su Gobierno para ampliar las carreteras, Internet y servicios médicos en la sociedad, así como acabar con la economía informal, que ha logrado de momento aumentar en un 30% el número de contribuyentes.

También se refirió a la reforma de la Administración para modernizar la burocracia, respaldar a las pequeñas y medianas empresas, la ampliación de becas para el estudio y las políticas sociales.

Como el resto de América Latina, Perú es un país rico en recursos naturales, con yacimientos minerales en la región andina, un 66% de su territorio en la Amazonía o los recursos alimentarios en la costa.

"Es positivo promover las inversiones, trabajar de forma ensamblada con el sector privado y que las grandes empresas inviertan y también asuman la responsabilidad social con su entorno", aseveró Humala Tasso.