(Andina)
(Andina)

El presidente pareció volver por un momento a sus tiempos de campaña electoral cuando, hoy en Piura, habló de la 'Gran Transformación' en su gobierno con miras a darle más oportunidades a la población.

"La Gran Transformación nos está costando sangre, sudor y lágrimas", afirmó el jefe de Estado desde la provincia piurana de Ayabaca, donde invocó a trabajar en el desarrollo de diversos sectores como educación, salud, seguridad e infraestructura.

Humala Tasso también se dio tiempo para, otra vez, marcar distancia de sus antecesores en la presidencia. "Yo soy un presidente que habla con el pueblo, no un monarca que solo habla con su cúpula", declaró.

En ese sentido, emplazó a la población a mantenerse vigilantes y denunciar cualquier acto de corrupción para garantizar la transparencia del gasto.

Manifestó que en caso se detecten irregularidades, los responsables serán sancionados, pero no se afectará la continuidad de la obra.

Lo correcto en estos casos, añadió, es "meter presos a los corruptos", pero las obras tiene que seguir y continuar".