Ollanta Humala dio una entrevista en Palacio de Gobierno. (EFE)
Ollanta Humala dio una entrevista en Palacio de Gobierno. (EFE)

Esta vez ya no usó epítetos y se le notó más calmado que la primera vez que llamó "basura" a Óscar López Meneses para tratar de desmarcarse del otrora operador de Vladimiro Montesinos, quien acaba de declarar que en los comicios del 2006.

El presidente Ollanta Humala ahora atribuyó la solo a la corrupción policial y, en ese sentido, insistió en negar que haya un poder paralelo en el Gobierno, con ribetes montesinistas, moviendo los hilos del poder desde las sombras.

En ese sentido, alegó que hay en la institución policial malos elementos que trafican con el servicio de resguardo policial y subrayó que esta hipótesis está fundada en "hechos concretos" y no en "elucubraciones".

"Estamos luchando contra prácticas corruptas, donde malos elementos de la Policía Nacional tenían los medios y una parte de estos eran asignados de forma normal y otras se las guardaban como caja chica para asignar vehículos a personas y luego recibir una retribución", dijo en entrevista desde Palacio con RPP.

"Por otro lado, tenemos a un sujeto (López Meneses), que vive del tráfico de influencias y que necesita de esta cobertura policial para ahondar en su negocio", añadió, tras reiterar que no conoce al exoperador montesinista.

El jefe de Estado también negó que López Meneses haya trabajado en su campaña electoral en el 2006, pese a que hay testimonios, como el del empresario Augusto Vega 'Veguita', quien dijo que el exoperador del 'Doc' . "La campaña la dirigí yo", anotó el mandatario.

El presidente respaldó al coronel en retiro del Ejército Adrián Villafuerte, su , y volvió a negar que haya tenido algún poder o influencia en el Ministerio del Interior.

"Se ha creado una leyenda urbana porque Villafuerte tuvo la mala suerte de ser edecán de un montesinista", refirió en alusión del exgeneral César Saucedo, tras anunciar que el exmilitar conocido como 'El Ácido' "bajará al llano" y querellará a todos los que lo han "ofendido" y llamado 'Vladimirito'. "Tiene derecho a defender su honor", anotó.

VUELTA DE PÁGINAHumala también le puso paños fríos al enfrentamiento entre el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA) y la Policía por el caso López Meneses, pese a que hace unos días había trascendido que el relevo del jefe del CCFFAA, José Cueto, era un hecho. Ahora dice que le cree al almirante y que ha 'volteado la página'.

El presidente fue tibio al referirse al exjefe de la Policía, el general Raúl Salazar, protagonista estelar de este escándalo y de otro que también salpicó hasta las altas esferas de Palacio, el caso Brujas de Cachiche, que hoy tuvo un nuevo capítulo: la , hermano del congresista humalista Omar Chehade.

"Tampoco se puede sacar a las personas por sacar", alegó cuando se le preguntó si fue un error mantener tanto tiempo al oficial –cercano a Nadine Heredia– al frente de la institución policial.

EN TWITTER

¿Ollanta Humala puede realmente creer que con esa explicación de los hechos tranquiliza al pais? Nos cree idiotas?— Carlos Basombrio (@CarlosBasombrio)

": La estrategia de es clara: seguir enlodando a la policía y evadir responsabilidades."— Fernando Rospigliosi (Frospigliosi)

Rospigliosi siguió con las críticas durante una entrevista con RPP. "Lo que (Ollanta Humala) ha dicho es que se trata de un caso de corrupción. Según los informes periodísticos habían 20 policías en tres turnos, osea 60, ocho patrulleros, cuánto costaba eso al día: 20 mil soles diarios, durante 18 meses. Que no nos venga a contar cuentos tan ridículos pues", refirió.

"Además, quien ordenó, el director de la Policía Nacional Raúl Salazar. ¿Quién nombró a Raúl Salazar? El presidente Ollanta Humala", agregó el exministro del Interior.

DATO

- Ollanta Humala suspendió una visita oficial que iba a hacer a Canadá, para tomar juramento este martes al nuevo ministro del Interior, Walter Albán, y estar en el país durante una presentación que hará el primer ministro, César Villanueva, ante el Congreso.