(USI)
(USI)

Tras la denuncia de Perú21, que dio cuenta de que en la gestión de la directora de Gobierno Interior, Dacia Escalante, , como violadores, y dirigentes radicales antimineros que buscan la salida del presidente Humala, el legislador y exministro del Interior Octavio Salazar dijo que esta situación no solo es preocupante, sino hasta peligrosa.

"Los gobernadores y tenientes gobernadores son los ojos y oídos del ministro del Interior porque reportan a través de sus superiores, distritales, provinciales y regionales, lo que ocurre en las zonas más alejadas. Sin embargo, en el caso de Cajamarca, se nota que han jugado su partido aparte y en contra del gobierno del presidente Ollanta Humala porque, en lugar de apoyarlo, prefirieron organizar las marchas y paros anti-Conga", comentó.

Lamentó que en todos los casos que dimos a conocer hoy la Dirección de Gobierno Interior no solicitó la información básica para saber si cada representante político tenía alguna requisitoria por delito común, terrorismo o narcotráfico. "Les faltó experiencia para esto", anotó.

"Pero no quiero pensar que esto forma parte de una estrategia a favor de otro gobierno, porque entre los designados hay gente desleal que busca petardear lo que ya se ha avanzado", subrayó.

"Todo indica que Dacia Escalante se quedará en el cargo por la confianza que le tienen los dirigentes del nacionalismo, pero eso le podría costar caro a Humala", concluyó el legislador fujimorista.