notitle
notitle

A sus 60 años, tiene amplia experiencia en política. Empezó hace 30 años, en Cajamarca, organizando a las mujeres y rondas campesinas; además, fue regidora en las municipalidades de Miraflores y Barranco.

"Desde joven comprendí que podíamos hacer muchas cosas y por eso acepté trabajar junto con Alberto Andrade. Tal como él, yo soy una persona ejecutiva. Me gusta solucionar los problemas", asegura.

Empero, la candidata considera que la plaza peruana para hacer política es muy dura. "Las mujeres tenemos que trabajar el doble que los hombres y demostrar resultados, porque estamos expuestas a las críticas", dice.