lo último

Néstor Popolizio: “El pueblo venezolano no resiste más esta crisis”

Sostiene que la Hoja de Ruta del Grupo de Lima implica fortalecer al presidente de transición, Juan Guaidó , para que convoque a elecciones.

Néstor Popolizio. Ministro de Relaciones Exteriores

Néstor Popolizio. Ministro de Relaciones Exteriores. (Allen Quintana Caballero)

Néstor Popolizio. Ministro de Relaciones Exteriores. (Allen Quintana Caballero)

Mariella Balbi
Mariella Balbi

¿Cómo se sale de una dictadura con 20 años en el poder? El canciller peruano , integrante del Grupo de Lima, sostiene que solo se dialoga en el entendido que el dictador Nicolás Maduro deje el poder y se convoque a elecciones generales.

El dictador Nicolás Maduro declaró hace unos días: “En Venezuela hay un solo gobierno, lo encabezo yo”. ¿Hay dos presidentes?
En Venezuela solo hay un presidente. No solamente es dictador como dijo usted, si no que es ilegítimo desde el 10 de enero porque las elecciones del 20 de mayo pasado, convocadas unilateralmente por Maduro, fueron fraudulentas. No cumplieron con los estándares democráticos, no participaron todos los sectores políticos (con presos y exiliados), no hubo supervisión internacional. Como consecuencia de ello, Perú y el Grupo de Lima (GL) tomaron una decisión cristalizada en la reunión del 4 de enero. Señalamos claramente que si Maduro asumía el mandato el 10 de enero, era un presidente ilegítimo. Se resaltó que la única institución democráticamente elegida en Venezuela es la Asamblea Nacional (AN), afirmándose que se requería realizar elecciones democráticas. Por eso desde el 10 de enero los países del Grupo de Lima reconocieron a Juan Guaidó como presidente de Venezuela. Esto en estricto apego a la Constitución venezolana. Hoy día, 21 países de la Unión Europea ya reconocen a Guaidó como el único presidente legítimo de acuerdo con la Constitución.

Maduro se ha quejado del bloqueo de los fondos venezolanos (PDVSA) en EE.UU. La cifra es contundente: US$7,000 millones. ¿Guaidó tiene acceso a esas cuentas?
Hasta ahora no, pero se está creando un fondo para que tenga acceso a ella. A esas sanciones se sumaron la del Banco de Inglaterra. Impidió la liberación de más de US$1,200 millones en oro depositado ahí. No le están permitiendo acceso. En la última reunión en Ottawa, el GL ha pedido a todos los países que detecten dineros de la cúpula de gobierno de Maduro y que el dinero que corresponda a Venezuela sea congelado, impidiendo su uso a este dictador ilegítimo. Maduro vendió su petróleo a futuro y tiene deudas que debe amortizar. De lo contrario no podría mantenerse.

¿En cuánto tiempo Guaidó y su equipo podrían manejar esos fondos?
Espero que sea en breve. Son dos aspectos que vienen de la mano. Darle recursos al presidente encargado y que estos sirvan para conseguir más asistencia humanitaria. Los países están comprometidos con hacer donaciones para que la gente que está en la miseria más absoluta pueda tener acceso a alimentos y medicinas.

¿Pero no ingresa la ayuda? Aparentemente llegó la de Puerto Rico.
Lo escuché, pero no tengo constancia de ello. La principal ayuda está siendo acopiada en Cúcuta para que a través de la frontera pueda llegar a su destino, pero aún no se ha hecho efectiva.

¿Quién la distribuiría? ¿Maduro?
De ninguna manera, estamos coordinando para activar mecanismos internacionales, Cáritas, la Cruz Roja y Naciones Unidas. A la ONU ya se le pidió que defina ese aspecto y apoye en la distribución de la ayuda. Si no se concreta, se distribuirá a través de los cuadros que organice el gobierno de Guaidó. Con Maduro, la poca ayuda que llegó a las aduanas desapareció.

¿Que no ingrese la ayuda debilita al presidente Guaidó y a la oposición democrática?
Que no entre ayuda es más negativo para Maduro, está negando la crisis humanitaria que vive su país y diciendo no me importa el sufrimiento del pueblo. Necesitamos un cambio fundamental respecto al apoyo militar que recibe Maduro. La Asamblea Nacional aprobó una ley de amnistía para que los militares y también los civiles que colaboraron con el régimen chavista desde 1999 puedan acogerse a esta ley. Esto puede generar un resquebrajamiento en los militares, empezando, probablemente, por los mandos medios que no tienen acceso a las gollerías de un régimen corrupto, una cleptocracia, vinculada además al narcotráfico. Sentir que en esta ocasión perderían la batalla, cambiando así las lealtades.

¿Pero los que hasta ahora sostienen a Maduro son los militares?
Estamos seguros de que sí.

El jefe de la DEA vinculó directamente a los militares venezolanos con el narcotráfico. ¿Está probado?
Esa es la información que tenemos. Se habla del Cártel de los Soles, identificado con los militares. Está al mando del narcotráfico que pasa por Venezuela, lo maneja la cúpula militar que controla Maduro.

¿Guaidó tiene presencia entre los mandos medios militares?
Él ha pedido todo el apoyo de la población para difundir la amnistía. El respaldo popular a Guaidó es multitudinario y esa gente hará el trabajo de hormiga informando a cada uno de los militares y de la Policía cuáles son los beneficios de la amnistía, permitiéndoles alejarse sin ningún problema de la milicia.

Prácticamente, por primera vez la oposición venezolana está unida.
Eso es sumamente importante. Respalda a Guaidó, cosa que no había ocurrido antes. Cuando Maduro rompió el proceso de diálogo en República Dominicana, enero de 2018, la oposición estaba dividida. Por eso convocó a elecciones anticipadas para el 20 de mayo, que fueron fraudulentas. También la población está viendo que esa oposición unida es una verdadera alternativa y que esta es la oportunidad para que salga el usurpador.

¿El inestable poder de Maduro se debe básicamente a la cúpula militar?
Tiene ese poder y parte de los que formaron: los colectivos…

Son paramilitares.
Sí, son civiles armados formados por Maduro. Probablemente aún tenga el apoyo de una parte de la población en extrema pobreza y que vive con el llamado carné de la patria.

Se creó el Grupo de Contacto, formado por algunos países de la Unión Europea y Latinoamérica. El jueves se reunió en Montevideo y decidió “convocar a elecciones libres, transparentes y viables para alcanzar una solución pacífica propiamente venezolana a la crisis”. ¿Es un gran paso o es declarativo?
Maduro lo ha rechazado. El Grupo de Lima planteó una hoja de ruta de conformidad con la Constitución venezolana, consolidando un gobierno de transición liderado por Juan Guaidó. En el más breve plazo, 30 días según la Constitución, se convocará a elecciones libres justas y transparentes, con participación de observadores internacionales. El Grupo de Contacto no pone un plazo para ello. Y aquí no estamos hablando de un largo tiempo. Se quiere elecciones cuanto antes. Los procesos de diálogo en el régimen dictatorial de Maduro permitieron que se perpetúe en el poder. Maduro los utilizó o manipuló.

¿El diálogo, la negociación o el entendimiento solamente se dan sobre la base de que el dictador Maduro se encamine a dejar el poder?
Exactamente. No para perpetuarse en el poder.

Maduro dijo que no dejará el poder y pidió a Guaidó sentarse en una mesa y hablar cara a cara. El presidente Guaidó se negó. ¿Deberían sentarse los dos y hablar de elecciones?
La respuesta está en su pregunta. Maduro se niega a dejar el poder, de qué conversar. Lo importante es que la comunidad internacional continúe reconociendo a Guaidó como presidente encargado de Venezuela y que siga haciendo presión con sanciones que afecten a la cúpula militar y a Maduro. Asimismo, que comprueben que su aislamiento internacional es irreversible. Con ello surgirá el temor y se puede buscar salidas. Esa es la vía. Además de las movilizaciones permanentes del pueblo venezolano que ya se ha dado cuenta multitudinariamente de lo que ocurre y está harto de vivir en una crisis política y humanitaria. Y perciben que el dictador Maduro y su cúpula viven en una negación de la crisis humanitaria. Es muy difícil dialogar con gente que no quiere ver lo que realmente ocurre.

¿Conviene que cada grupo tenga su estrategia?
No. Debieron plegarse a una sola estrategia. Haría más presión a la dictadura de Maduro. Lo integran algunos países de la UE que han reconocido a Guaidó y México, Uruguay e Italia que no lo reconocen. Han optado por un diálogo que para el Grupo de Lima, el presidente de transición y la oposición venezolana serían falsos diálogos. Maduro ha dicho que su gobierno termina en seis años y que las elecciones están programadas para 2024. El Grupo de Contacto parece considerar a Maduro un interlocutor válido. Para nosotros y 21 países de la UE, el 10 de enero Maduro dejó de ser un gobierno legítimo y es un dictador.

¿Por qué países de la UE que reconocen a Guaidó convocan a países que no lo reconocen?
Eso habría que preguntárselo a ellos. Tal vez pensaron que a través de este grupo tendrían un mejor contacto con la dictadura. La hoja de ruta del Grupo de Lima implica fortalecer al presidente de transición Juan Guaidó para que convoque a elecciones. Eso pasa, inevitablemente, por la salida de Maduro.

Los invitaron a la reunión de Montevideo, ¿por qué no asistieron?
Los invitados fueron Chile y Perú. No asistimos porque el único contacto con Maduro es para que deje el cargo que usurpa.

México y Bolivia no firmaron la declaración del Grupo de Contacto.
No. México sostuvo que no puede injerir en asuntos internos llamando a elecciones y Bolivia pidió que descongelen los fondos internacionalmente. Ninguna de las dos posturas es aceptable. México y Uruguay tienen su propia iniciativa con Caricom (países del Caribe), diferente a la del Grupo de Contacto. Y Bolivia apoya al dictador Maduro. Creo que en este momento no hay que mandar señales políticas confusas. Debemos concentrarnos en que haya un respaldo cerrado de la comunidad internacional al presidente Guaidó para hacer la transición democrática y que sea pacífica. Nuestro comunicado de Ottawa es contundente.

Maduro ha expresado su simpatía por el Grupo de Contacto.
Lo mira con simpatía porque, al no precisar una fecha, le permite tener oxígeno y quedarse en el poder el tiempo que pueda durar ese proceso. Ellos se van a reunir en marzo próximo y tienen vigencia de 90 días. Obviamente Maduro utilizará esto. Pero el pueblo venezolano no resiste más esta crisis que tuvo en 2018 1’360,000% de inflación. Hoy con un salario mínimo no se puede comprar ni dos huevos en Venezuela.

¿Cuál es la arquitectura para llamar a elecciones en 30 días?
El plazo correrá a partir de que Guaidó se consolide como gobierno de transición y pueda tener un control pleno del país.

¿Y cómo ocurre esto?
Con la ruptura de la cúpula militar, con mandos medios militares forzando esa cúpula y que exista el temor de que esta vez no van a ganar. En otros casos eso ocurre cuando un dictador sale exiliado a otro país. Guaidó le ha ofrecido a Maduro que se asile, no hay propuestas concretas, solo rumores al respecto.

¿Cuánto tiempo puede pasar para que Guaidó recupere el mando de las FF.AA.? Es impredecible.
Concuerdo con usted. Nadie puede decir si dura dos meses o menos. Solo han pasado 15 días. Se ha avanzado. Ante una creciente presión internacional y sin manejar recursos, Maduro sentirá un aislamiento verdadero y que ha llegado a un punto de no retorno, optando por salir del país. Y sentir el rechazo interno también es un factor importantísimo. Estoy seguro de que se irán sumando más países, es un proceso. Verán que la salida la deciden los venezolanos, no es una imposición de fuera.

¿El potente respaldo de EE.UU. ha hecho que otros países apoyen a Guaidó?
No es el único, también la UE y el Grupo de Lima. La elección fraudulenta del 20 de mayo de 2018 fue el punto de inflexión. Todos los países la desconocieron. Al querer asumir la presidencia el 10 de enero último, se convirtió en ilegítimo y usurpador. Además satanizó los procesos de diálogo.

¿Maduro cavó su propia tumba?
Exactamente.

Si Maduro se atrinchera con sus armas, su cúpula militar, ¿la situación será tenebrosa?
El pueblo venezolano sabrá cómo salir de esto. Nosotros estamos por una salida pacífica. La historia enseña que al final los dictadores terminan cayendo.

¿Rusia no cambiará su apoyo a Maduro, China tampoco?
China, con la sabiduría milenaria que posee, reflexionará sobre dónde están mejor cuidados sus intereses.

Rusia tiene préstamos a Venezuela no aprobados por la Asamblea Nacional.
Rusia también deberá evaluar hasta dónde puede llegar su apoyo, porque después puede ser complicado para ellos una Venezuela democrática respecto a que se reconozcan o no los préstamos que tienen.

DICE NO A INTERVENCIÓN MILITAR

¿Que EE.UU. diga que sí es necesario intervenir militarmente no ayuda?
No ayuda en absoluto.

Guaidó no lo descarta.
Perú y el Grupo de Lima consideran inaceptable una intervención militar, la salida debe ser pacífica. No le haría bien a Venezuela ni a la región. La subsecretaria de Estado para el hemisferio occidental declaró que está descartado el uso de la fuerza por cuestiones de ayuda humanitaria.

¿Sorprende que el Vaticano esté tan distante de este tema?
Sí, nos sorprendió que estando tan cerca, en Panamá, pudo tener expresiones más definidas sobre Venezuela. Probablemente piensa que puede ayudar en esta crisis. Lo único que manifestó es que hay un derramamiento de sangre. Esperábamos un poco más.

¿La OEA se eclipsó?
No tuvo la capacidad de conseguir los votos siquiera para aplicar la Carta Democrática Interamericana. En la reunión de Cancún faltó un voto. Hay que repensar las formas de apoyo que podemos tener en la OEA.

DATOS

- Néstor Popolizio Bardales es diplomático de carrera con 37 años de experiencia. Es licenciado en Relaciones Internacionales por la Academia Diplomática del Perú y bachiller en Derecho por la Universidad de San Marcos.

- Entre los años 1995 y 1999 fue asesor principal en las negociaciones de paz con Ecuador y para la firma con Chile del Acta de Lima.

- Ha sido embajador del Perú en Portugal y Colombia. Vicecanciller en los periodos 2009-2011 y 2016-2018.

lo último
Ir a portada