Apúrate. Miguel Facundo Chinguel pedía celeridad a los trabajadores de la Comisión de Indultos. (César Fajardo)
Apúrate. Miguel Facundo Chinguel pedía celeridad a los trabajadores de la Comisión de Indultos. (César Fajardo)

En una nueva audiencia por el caso —realizada este martes en una de las salas del penal Piedras Gordas I, en Ancón— el abogado Edgar Soto Sandoval, trabajador de la Comisión de Indultos y Gracias Presidenciales durante el segundo gobierno aprista, señaló que su ex jefe, , le pedía celeridad en la redacción de algunos expedientes bajo la amenazaba de despedirlo.

Soto, quien acudió en calidad de testigo, precisó que se desempeñó como abogado de dicho grupo de trabajo durante los años 2009 y 2010.

El letrado dijo que era el encargado de redactar los expedientes con las conmutaciones de las condenas, y añadió que le indicaban en un 'pos-it' los años que debía rebajar la pena de los recluidos por tráfico ilícito de drogas.

El testigo también detalló que, durante los tres primeros meses y a pesar que el reglamento lo exigía, la comisión no tuvo en cuenta los certificados de trabajo y estudios de los reclusos, emitidos por la entidad penitenciaria, para recomendar las conmutaciones de pena.

Ante los jueces Guillermo Huamán, Edgar Medina y María Guillén, Soto también recordó que elaboró el informe para otorgarle una conmutación de pena al colombiano Ramiro Castro Mendoza, sentenciado a 10 años de prisión por narcotráfico, quien logró una reducción a 7 años su condena.

TAGS RELACIONADOS