Alan García señaló a las acusaciones sobre los ‘narcoindultos’ como un escándalo político. (Perú21)
Alan García señaló a las acusaciones sobre los ‘narcoindultos’ como un escándalo político. (Perú21)

Aunque los testimonios del proceso por los apuntan directamente a Palacio de Gobierno , el expresidente afirmó hoy que ninguno de los casos expuestos durante el juicio "lo vincula a alguna irregularidad".

Y pese al escándalo político, ninguno de los 18 casos de indulto procesados me vincula a alguna irregularidad.— Alan Garcia (@ALANGARCIAPERU)

El lunes pasado, el exministro de Justicia, Aurelio Pastor, admitió que Alan García corregía los expedientes de las conmutaciones de pena presentados por la comisión especial de gracias presidenciales, a cargo de Miguel Facundo Chinguel, para quien el Ministerio Público pide 17 años de cárcel.

Al día siguiente, Giancarlo Villena, ex asistente legal de dicha instancia, aseguró que él mismo fue a Palacio de Gobierno para corregir los expedientes de los narcotraficantes que iban a ser beneficiados con la gracia presidencial. En otras audiencias, varios testigos ratificaron que pagaron dinero a cambio de su liberación y acusaron a Facundo Chinguel.

En su cuenta de Twitter, Alan García intentó minimizar el número de indultos cuestionados y escribió que los "humalistas denunciaron miles de casos", pero solo 18 son parte de la investigación judicial.

Los humalistas denunciaron miles de casos. Pero de 540 indultos analizados, solo quedan 18 en investigación judicial.— Alan Garcia (@ALANGARCIAPERU)

Hace unos días, el jefe de Devida, Alberto Otárola, indicó que de los más de 5,000 indultos y conmutaciones de pena concedidos durante el gobierno aprista, 3,200 estuvieron referidos directamente a tráfico ilícito de drogas y 400 narcotráfico agravado.

TAGS RELACIONADOS