, candidato presidencial de Solidaridad Nacional, se encadenó en la Plaza de Armas en protesta por inscripción de Julio Guzmán, durante una marcha en contra la decisión del JEE de admitir la candidatura del líder de Todos Por el Perú.

"Vamos a marchar por todo el Perú. Voten por cualquier candidato, pero no se dejen manipular. El delito es el que ha hecho el Jurado Electoral Especial (…) Cuando vulneran nuestros derechos porsupuesto que podemos hacer estas acciones", dijo Nano Guerra García en medio de forcejeos con la Policía.

"En nuestro país estamos encadenados por Palacio de Gobierno, por la pareja presidencial, porque hay privilegios, hay candidatos que tienen privilegios", agregó.

Guerra García llegó sobre las 12 del mediodía a la Plaza de Armas acompañado de una treintena de seguidores. Por unos breves minutos permaneció encadenado en las rejas de Palacio de Gobierno; sin embargo, fue retirado por la Policía en medio de forcejeos y empujones.

Incluso, la Policía tuvo que utilizar gas pimienta para repeler a los demás manifestantantes, quienes también se habían encadenado.

Como se recuerda está prohibido realizar manifestaciones en la plaza.

Los agentes de seguridad escoltaron al candidato de Solidaridad Nacional hasta las afueras de la plaza de forma pacífica, mientras que los seguidores de Guerra García lanzaban arengas pidiendo "elecciones en igualdad".

El aspirante manifestó que "Julio Guzmán es el candidato encubierto de Palacio de Gobierno, mientras que Daniel Urresti –candidato del nacionalismo– es el factor distractivo".

En todo momento se mostró en contra de la decisión del JNE por incluir la inscripción de Julio Guzmán y se mostró firme en la tacha que presentó contra la candidatura de Todos por el Perú.

Antes de retirarse, Guerra García detalló que en los próximos días "se va a revelar la relación entre el candidato guzmán y las encuestadoras", las cuales ubican al candidato de Todos por el Perú en el segundo lugar de las preferencias electorales.