Nano Guerra García, candidato presidencial de Solidaridad Nacional, señaló que la asistencia de los invitados al foro anticorrupción – en referencia a los demás aspirantes al sillón presidencial – parece "un campeonato nacional de corrupción".

Y es que para el candidato 'emprendedor', los principales ponentes representan la corrupción en el Perú. Así pues, indicó que representando a la corrupción de la década del 90 estaba Keiko Fujimori. Por los 'petroaudios' y 'narcoindultos' fue Alan García, por el caso 'Ecoteva' estaba Alejandro Toledo, por el caso 'Agendas' de la primera dama exponía el exministro del Interior Daniel Urresti y Julio Guzmán, y representando a la 'corrupción como cancha': César Acuña.

Nano Guerra, quien arremetió contra los demás contendores de esta campaña, comparó a los invitados del evento organizado por Proética con Abimael Guzmán, líder del movimiento terrorista Sendero Luminoso.

"Escuchar a este joyero de candidatos dando lecciones contra la corrupción es como escuchar a Abimael Guzmán dando una cátedra sobre pacificación y lucha contra el terrorismo", dijo en el auditorio de la Universidad del Pacífico.

Lejos de mencionar propuestas específicas para combatir la corrupción en el Perú, Nano Guerra se limitó a decir que "reventará" a todos los malos funcionarios del Estado, y a la Sunat, por no permitir crecer a los emprendedores.