Pese a que Obregón reitera su inocencia, pruebas la hunden cada día más. (César Fajardo)
Pese a que Obregón reitera su inocencia, pruebas la hunden cada día más. (César Fajardo)

Bolivia no era el único país al que la excongresista nacionalista enviaba los ilegales cargamentos de drogas, sino también Colombia y Ecuador.

Esta información fue constada gracias a los cientos de llamadas telefónicas que se le interceptaron a la exparlamentaria en los siete teléfonos celulares que utilizaba para realizar dichas negociaciones.

Fuentes policiales revelaron a Perú21 que, en las conversaciones con narcotraficantes extranjeros, la dirigente nacionalista se comprometía a mandar las mercaderías ilegales a los países en mención. Esto se pudo determinar pese a que en muchos de los diálogos hablaba en clave.

Esta información es reforzada con las declaraciones de testigos clave, quienes aseguran que para aquel traslado se utilizaban pistas aéreas clandestinas en la antigua Carretera Marginal de la Selva, en el caserío de Pizana (Tocache).

PEDíA APOYO A SENDEROPara ello, según la información a la cual tuvo acceso este diario, la exlegisladora solicitaba –a través de su exseguridad Wilder Satalaya– el apoyo de Florindo Eleuterio Flores Hala, , quien antes de su detención tenía el control en el Alto Huallaga.

Luego de la captura del senderista, Obregón pidiéndoles que enviaran una columna terrorista del VRAEM a la zona del Huallaga para que protegiera los sembríos de coca. A cambio de tal respaldo se comprometía a ayudarlos económicamente, reveló una fuente vinculada a la investigación fiscal.

INCLUYEN A MALPARTIDAPor otro lado, la misma fuente reveló que el fiscal supraprovincial Héctor de la Cruz incluyó en dicha investigación a la exparlamentaria andina . Trascendió que en los próximos días será citada para que rinda su declaración.

Entre tanto, el ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, negó que la detención de Obregón sea una cortina de humo, como afirmó ella mediante un escrito.

TENGA EN CUENTA

- En las interceptaciones se pudo constatar que Obregón no abandonó el ilícito negocio cuando era congresista. Es más, el mayor número de llamadas –vinculadas al tema– lo realizó entre 2009 y 2010.

- La Policía detuvo hace dos días a Esperanza Morales, esposa del Wilder Satalaya, hombre de confianza de la exparlamentaria.