Rocío Calderón es investigada por lavado de activos.
Rocío Calderón es investigada por lavado de activos.

La sucursal de la constructora brasileña en el país, para la cual Rocío Calderón Vinatea –amiga de la primera dama – realizó consultorías en el 2010, obtuvo contratos estatales por más de S/.1,400 millones entre el 2012 y el 2014, es decir en apenas dos años, según el Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado.

Esa empresa no registra contrataciones con el Estado en anteriores gestiones presidenciales, excepto la concesión del proyecto Línea Amarilla, que luego se convirtió en Vía Parque Rímac, la cual fue adjudicada por la Municipalidad de Lima en el 2009.

Se trata de cuatro otorgamientos de buena pro: dos las efectuó el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, una el Ministerio de Vivienda y otra la Oficina de las Naciones Unidas de Servicio para Proyectos (Unops).

BUENA RACHAEl primer contrato estatal de OAS, adjudicado en abril del 2012, fue por S/. 293'326,002, para la rehabilitación y mejoramiento de la carretera entre Lima y Canta.

Tres meses después, en julio del 2012, la firma brasileña consiguió su segunda buena pro, por un monto de S/.190'000,000, con el fin de "elaborar el expediente técnico y ejecutar el proyecto del mejoramiento" del hospital Antonio Lorena, en el Cusco.

El tercer contrato con el Estado lo obtuvo en marzo de 2013, para construir y mejorar la carretera en Camaná (desvío Quilca-Matarani); con ese fin recibió S/.481'192,093.

La última adjudicación a OAS se efectuó en febrero del 2014, cuya contratación fue por S/.454'993,702, para la edificación del Centro de Convenciones de Lima.

Perú21 trató de recoger la versión de la firma, sin éxito.

Óscar Libón (olibon@peru21.com)