En línea con el oficilialismo, la primera dama consideró que para esclarecer la irregular protección del gobierno de su esposo, el presidente Ollnta Humala, al exoperador montesinista es necesario investigar desde la década de los 90, época en la que este personaje comenzó a tejer su red de influencias en las altas esferas del poder.

La oposición advirtió que la pretensión de indagar desde los 90 un escándalo ocurrido haces unas semanas tiene el objetivo de dilatar y entorpecer que se discuta la creación de una comisión especial que investigue en el Parlamento los nexos del montesinismo con al actual administración.

"Si queremos de verdad llegar a esclarecer los hechos debemos volver a la raíz y al año en que comenzó a tejer su red de contactos y su relación con estas mafias. Si queremos llegar a la verdad tenemos que remitirnos a los años 90 (…) si nos centramos en un hecho de unos meses no se va a esclarecer nada", dijo Heredia en declaraciones a la prensa.

La esposa del mandatario alegó, para justificar su posición en este tema, que el Gobierno quiere que se lleve a cabo "una investigación real", ya sea en el Congreso o el Ministerio Público. Incluso dijo que la participación de las Fuerzas Armadas en el escándalo también deberá investigarse.

"No podríamos decir que es un hecho aislado de unos determinados meses, porque el actor principal tejió redes desde los 90. Ha trascendido años, gobiernos e instituciones", refirió.

INVESTIGACIÓN A FONDOPor su parte, el premier usó las mismas palabras que escogió la primera dama para indicar que desde el Ejecutivo no tienen problema en que se investigue el tema.

"Si hay elementos oscuros que se investigue desde la raíz incluso. Nosotros ya hicimos la investigación que corresponde a un nivel de acción rápida pero hay sus dudas. Que lo haga la Fiscalía, el Congreso, que lo haga quien quiera hacerlo, en el hecho concreto o más allá. Pero lo que dice el presidente es que se investigue eso a fondo", señaló.