Dimes y diretes entre los representantes del Congreso y el Ejecutivo.
Dimes y diretes entre los representantes del Congreso y el Ejecutivo.

La concesión de las obras para la construcción del aeropuerto de Chinchero, Cusco, ha desatado un enfrentamiento verbal de proporciones entre el congresista y el primer vicepresidente de la República y titular de Transportes, .

Los dimes y diretes entre los representantes del Legislativo y del Ejecutivo podrían, todo lo indica, terminar en la Comisión de Ética Parlamentaria.

Esta "bronca" entre poderes se desató luego de que el congresista García Belaunde calificara de "vendepatria" a Vizcarra por haber dispuesto, desde el Ministerio de Transportes, la suscripción de una adenda del contrato, el mismo que es considerado por algunos sectores como lesivo para los intereses del país.

La respuesta no se hizo esperar. Vizcarra anunció entonces que denunciaría al parlamentario de Acción Popular ante la Comisión de Ética del Congreso.

"Rechazamos enérgicamente las afirmaciones que ha hecho (García Belaúnde) sin sustento alguno. Estamos presentando una denuncia ante la Comisión de Ética Parlamentaria, presidida por el congresista Segundo Tapia, contra las declaraciones inexactas, sin sustento, del legislador", anunció el ministro.

Esta mañana, García Belaunde tuiteó:

"Vizcarra me denunciará a Ética por Chinchero. Los que lo hicieron antes Orellana, Benedicto Jimenez y otros están en P.Gordas. Acabará igual?".

Más tarde, en declaraciones a RPP, el congresista se ratificó en sus críticas al primer vicepresidente y añadió que la denuncia en su contra "será una condecoración de la corrupción".

"Me parece muy bien (la denuncia), que lo haga rápido, que no se desanime. Ahí lo veré cara a cara a ver qué cosa dice y cómo puede sostener que le haya regalado a la hermana del primer ministro un aeropuerto por cuarenta años", comentó.

Esta guerrilla verbal recién empieza…