(USI)
(USI)

El ministro del Interior, , tildó hoy de simples 'opinólogos' que hablan sin justificación a los que piden su salida, luego de la muerte de cinco personas en enfrentamientos con la Policía durante la protestas contra el en Celendín y Cajamarca, durante la primera semana de este mes.

En ese sentido, minimizó las críticas a su gestión y evitó comentar sobre los posibles cambios ministeriales que se vocean para Fiestas Patrias.

"Esos son opinólogos que ultimamente salen a opinar sin mayor justificación", alegó el funcionario, tras participar en la ceremonia de clausura del Quinto Curso de Capacitación a Instructores Policiales en Derechos Humanos sobre el correcto empleo de la fuerza en la intervención policial, en Chorrillos.

Agregó que mientras el presidente no le pida su renuncia, continuará en el despacho del Interior.

De otro lado, reconoció que hubo un 'ligero' exceso de fuerza en la del líder del Movimiento Tierra y Libertad, el excura Marco Arana, durante una marcha pese al estado de emergencia vigente.

Alegó que si la Policía no ha reprimido las movilizaciones que desacatan el estado de excepción en Cajamarca es para evitar un mayor costo social. "No queremos eso, el gobierno no quiere costos sociales", anotó.