Las concesiones que la ministra de Educación, , le ha dado al a lo largo de su gestión tendrían una simple explicación: esta sería su cercanía, durante su juventud, con el partido , que desde hace más de cuatro décadas controla el gremio de los maestros.

Fue exactamente durante la década de los 80 cuando Salas –siendo una estudiante de la Facultad de Sociología de la Universidad Nacional San Agustín de Arequipa ()– conoce al entonces catedrático de la misma casa de Estudios Luis Zaraus Suárez y este la convoca para que trabaje en el Centro de Investigación y Desarrollo (CIED).

En aquella época, Zaraus era conocido en la Ciudad Blanca como un ferviente activista de Patria Roja, aseguró un dirigente de ese partido que prefirió el anonimato.

El catedrático ostentaba también el cargo de director del CIED, instancia que tenía como consigna adoctrinar a líderes regionales para la resistencia social. La idea, según fuentes cercanas a Patria Roja, era fortalecer el movimiento y la lucha sindical.

Salas, quien en ese entonces tenía 26 años de edad, inmediatamente se convirtió en la mano derecha de Zaraus. El profesor no demoró en nombrarla coordinadora de ese organismo, como consta en un certificado al cual tuvo acceso Perú21 ().

La ministra Salas indica en su hoja de vida –página web del Ministerio de Educación– que su primera experiencia laboral fue en el CIED, donde laboró desde 1984 hasta 1990. Sin embargo, no informó que quien dirigía esa institución era un activista del partido Patria Roja.

SABÍA QUE

- Salas ha sido criticada por no mostrar firmeza para expulsar del aparato estatal a los profesores condenados por terrorismo.

- También es cuestionada por liquidar la Ley de Carrera Magisterial, que fue uno de los reclamos del Sutep, es decir, Patria Roja.