Un día después de la denuncia del alcalde del distrito ayacuchano de San Juan Bautista, Mardonio Guillén, sobre la existencia de una presunta red de corrupción en el a través de la cual se pedían sobornos a cambio de la aprobación de proyectos de infraestructura, dicha entidad emitió un comunicado.

En el documento, hecho público a través de redes sociales, el MEF informó que solicitó al Órgano de Control Interno (OCI) de la institución, "que realice las investigaciones del caso, y a través de la Procuraduría formuló denuncia ante la Fiscalía contra los funcionarios que resulten responsables".

"El solicitó estas investigaciones inmediatamente luego de recibir la denuncia, de acuerdo a la normativa vigente", precisa el Sector Economía, al tiempo de expresar su rechazo a "todo acto de corrupción".

El ratifica, además, su "compromiso de continuar velando por el uso correcto y eficiente de los recursos públicos" y añade que seguirá "trabajando por un mejor Estado, en beneficio de toda la población y el país".

En la víspera, se recuerda, el alcalde de , Mardonio Guillén, reveló a Perú21 que un presunto emisario del MEF le pidió el 5% del valor de la obra de saneamiento de la quebrada de Chaquihuaycco, en Ayacucho, para acceder el financiamiento. El burgomaestre no accedió a la demanda y la obra no se pudo llevar a cabo.

Guillén recibió ayer el público respaldo del , quien, en conferencia de prensa, advirtió que la denuncia "es solo la punta de la madeja" de un hecho que comprometería a "redes de corrupción acostumbradas a trabajar dentro del Estado para aprovecharse ilegalmente de sus recursos".