Copa América

Miguel Atala: el testaferro que delató a Alan García

El exvicepresidente de Petroperú reveló que el desaparecido exmandatario le indicó que el millón 312 mil dólares en un banco de Andorra era dinero de su propiedad. 

Audiencia de apelación Atala y Nava

El Poder Judicial ordenó arresto domiciliario para Miguel Atala, ex vicepresidente de Petro-Perú. (Foto: GEC)

El Poder Judicial ordenó arresto domiciliario para Miguel Atala, ex vicepresidente de Petro-Perú. (Foto: GEC)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

El exvicepresidente de Petroperú Miguel Atala Herrera se ha convertido en el primer testaferro que delata al fallecido expresidente Alan García Pérez.

El exfuncionario reveló, el último viernes 26 de abril, que, a propuesta de Luis Nava Guibert, abrió una cuenta en la Banca Privada de Andorra donde se le depositó un millón 312 mil dólares que el hoy desaparecido líder del Partido Aprista le dijo, posteriormente, era para él.

Entre 2010 y 2018, agregó Atala, le entregó este dinero a García en varias armadas. Las entregas, afirmó, se hicieron en la casa del expresidente y también en el local del Instituto de Gobierno de la Universidad San Martín de Porres.

Todo esto fue dado a conocer esta mañana por el fiscal José Domingo Pérez, quien agregó que "Miguel Atala está escribiendo un capítulo de la historia sobre hechos que comprometen al jefe de la organización criminal (Alan García)".

Todo indica que el expresidente de Petroperú está decidido a contar toda su verdad respecto del engranaje de corrupción que habría derivado en el pago de millonarias coimas de Odebrecht al extinto exmandatario aprista.

Temeroso y denunciando amenazas contra su vida por parte de una facción del Apra, Atala no está dispuesto a seguirle los pasos a personajes como Agustín Mantilla y Facundo Chinguel que, años atrás, se “inmolaron” por el exmandatario en sonados casos.

Los millones de Agustín Mantilla

En octubre de 1998, Mantilla fue involucrado judicialmente por no sustentar con documentos la compra de armas, municiones, vehículos y otros bienes para la Policía Nacional, entre 1985 y 1990, por un monto cercano a los US$129 millones.

Años después, en 2001, un ‘vladivideo’ dio cuenta del pago de US$ 30 mil de parte del entonces asesor presidencial Vladimiro Montesinos a Agustín Mantilla. El exministro del Interior del primer gobierno aprista declaró entonces que el dinero estaba destinado a la campaña electoral aprista del año 2000. Fue expulsado del partido y condenado por el Poder Judicial a seis años de prisión.

Adicionalmente, fue también procesado por la posesión de cuentas bancarias clandestinas por una suma de US$ 2,8 millones de origen ilícito que estaban depositados en bancos americanos y suizos a nombre de su hermano Jorge Mantilla Campos.

García Pérez tomó distancia de Mantilla y aseguró una y otra vez que nunca tuvo conocimiento de este hecho. Su otrora hombre de confianza, por su parte, guardó silencio y nunca aclaró el tema. Solo una vez, recuerda Carklos Tapia, desde prisión y ante la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, Mantilla comentó: "(estoy) sacrificándome por la familia aprista".

Facundo Chinguel y los 'narcoindultos'

Miguel Facundo Chinguel , el expresidente de la Comisión de Gracias Presidenciales fue acusado de recibir dinero por conmutar la pena de sentenciados por narcotráfico en el segundo gobierno de Alan García.

El exfuncionario fue incluido en la investigación que llevó adelante la llamada ‘megacomisión’ que investigó los actos de corrupción del segundo gobierno de García y que presidió Sergio Tejada.

Ante dicho grupo de trabajo el desaparecido García defendió a capa y espada a Chinguel quien terminó sentenciado a 13 años y 8 meses de prisión por el caso narcoindultos por el delito de asociación ilícita y cohecho pasivo.

Después de eso, García señalaría que fue un “grave error” nombrarlo como presidente de la comisión y lo acusó de haber “traicionado” su confianza. Chinguel, como Mantilla en su momento, guarda silencio.

Sigue actualizado en nuestra APP

Ir a portada