La aprobación de la labor del presidente se elevó de 52% a 82%. Según la gerente de Datum, Urpi Torrado, esta aprobación tan alta se debería a la imagen negativa que tenía el Parlamento.

Este es un crecimiento de 30 puntos en la popularidad del presidente Vizcarra, mayor al que tuvo Alberto Fujimori luego del autogolpe del 5 de abril del 1992, en que solo creció 11 puntos de un mes a otro.

Sin embargo, la popularidad del presidente de la Comisión Permanente del Congreso, Pedro Olaechea, también subió de 12% a 20% según encuestadora. Esta subida se debería a que a un sector minoritario de la población le pareció bien la respuesta que dio con el tema de la suspensión de Vizcarra.

Por su parte, el 85% de los peruanos encuestados respalda el cierre del Congreso y un 77% considera que es constitucional. En cambio, el 16% opina que se violó la Constitución.