Martín Vizcarra: “Fiscal Pedro Chávarry no es idóneo para el cargo”

Se pone firme. El jefe de Estado ratificó su postura y expresó que el titular del Ministerio Público no puede continuar al frente de la entidad.

Cecilia Valenzuela
Cecilia Valenzuela

A un día de cumplirse el plazo para que el Parlamento apruebe los cuatro proyectos de reforma política y judicial planteados por el Ejecutivo, el presidente Martín Vizcarra conversó con Perú21 sobre la expectativa que tiene al respecto. Pero, además, respondió a las amenazas del fiscal de la Nación, Pedro Chávarry , y anunció que trabajará de la mano con el próximo alcalde de Lima para mejorar el transporte en la capital.

Ha subido 14 puntos en su aprobación, su popularidad está en 61%. ¿Cómo hará para tomar ese respaldo, esa confianza que la población le otorga?
Lo que debemos hacer es continuar trabajando, dedicados a cumplir nuestra labor, estar siempre en cercanía al pueblo y escuchar. Creo que el problema de las autoridades es que escuchan poco, creen que tienen la razón y toma muchas decisiones.

Escuchar es una virtud. ¿Cree que aprendió a escuchar?
He aprendido a hacerlo, no es fácil. Y aprendí a escuchar desde que fui gobernador regional de Moquegua, habían problemas sociales bastante complejos para darles solución, para promover las inversiones teníamos que escuchar a los que se oponían a ellas, para, en función a su reclamo, encontrar alternativas de solución.

¿Y ahora a quiénes escucha?
A todos. No se trata de escuchar a un círculo cercano de asesores, porque normalmente va a coincidir mucho contigo. Hay que escuchar a los dirigentes sociales, a los gremios empresariales, a la sociedad civil. Cuando he estado en Piura, Trujillo, Chiclayo he recibido planteamientos diferentes de los ingenieros para la reconstrucción. Hay que saber escuchar.

¿A la oposición también escucha?
Por supuesto. Cada vez que nos referimos a la oposición, que está básicamente representada en el Congreso, lo hacemos con mucho respeto. La semana pasada recibimos a los voceros de las bancadas y escuchamos a cada uno, con sus apreciaciones y puntos de vista.

¿Por qué cree que la ciudadanía lo respalda? ¿Ha reflexionado sobre eso?
Creo que he interpretado el sentir de la población, el reclamo, el desencanto de su clase política, de la cual soy parte. Nuestra propuesta es regresar a ese contacto con la población, hacer nuestra la indignación cuando vemos ejemplos claros de corrupción, que todos sabíamos que existían. Pero con los audios los ponderamos porque ahí están claros los acuerdos, los negociados.

Usted propone reformas no solo en el sistema de justicia sino también en lo político, ¿qué hecho concreto lo llevó a tomar esa decisión?
Están íntimamente ligados. Si escucha los audios los actores no son solo jueces y fiscales, también son representantes de la clase política. Esta situación encuentra relación directa entre un mal sistema de administración de justicia con un deteriorado sistema político. Ambos hay que corregir y mejorar. Cuando hablamos de las cuatro reformas no decimos que es la varita mágica que va a solucionar todos los problemas, es el inicio de una reforma que va a dar lugar a instituciones fortalecidas que generen la confianza de la población.

¿Qué lo llevó a tomar la iniciativa de plantear la cuestión de confianza?
Nosotros habíamos dejado pasar, pacientemente, 40 días desde que entregamos personalmente los proyectos de reforma constitucional al Congreso y prácticamente no habían avanzado. Hoy ya van 55 días, por eso desde Junín expresamos nuestra preocupación y le hemos dicho al Congreso que solo faltan dos reformas para cumplir el plazo que ellos mismos pusieron. Pedimos la cuestión de confianza porque no se cumplían los plazos y porque había desidia de parte del Congreso para tratar estos temas.

Sus adversarios dicen que está mal que usted se pare frente al Congreso y les atribuyen responsabilidad de esa actitud a sus asesores. ¿Quiénes son sus asesores?
Mis asesores son el gabinete de ministros, en los temas específicos de reforma constitucional y proyectos de ley presentados para la reforma del sistema de justicia están trabajados con el Ministerio de Justicia, los temas políticos lo vemos con el presidente del Consejo de Ministros.

La ciudadanía ha notado que usted ha ganado una batalla ante el Congreso. ¿Es consciente que vienen muchas batallas más, cómo planea afrontar las que vienen?
A todos los sitios que voy veo y escucho a la población que se manifiesta de diferentes maneras. A través de pancartas y letreros, y hay uno que me quedó en el que decía ‘Presidente Vizcarra, en su lucha contra la corrupción, usted no está solo’. Esa es la fuerza que tenemos. No es el Poder Ejecutivo, es la población la que quiere el cambio. Cuando decimos que queremos combatir la corrupción, no es un discurso hueco. Porque la corrupción se lleva S/10 mil millones al año del presupuesto, ¿cuántos cientos de obras importantes para las poblaciones más pobres se dejan de hacer por la corrupción? Ese dinero no se quita los grandes proyectos, sino a los proyectos chiquitos, que están al fondo de la tabla. Eso es lo que queremos corregir.

Otra cosa que le dice la gente es que cierre el Congreso.
Por donde voy escucho esos pedidos.

¿Cerrará el Congreso?
Nunca aliento esa posición, no fomento ese discurso en la población, no la respaldo. Nosotros queremos, para fortalecer la democracia, que cada decisión sea con respeto estricto de la Constitución. El cerrar el Congreso no es algo que pensamos como una medida inicial, el cierre es la última instancia, si no se da la confianza y no se permite la gobernabilidad.

Usted tuvo dos reuniones con la lideresa de Fuerza Popular (FP), Keiko Fujimori, ¿por qué dejó de reunirse con ella? ¿Qué pasó?
Tuve las reuniones con la mejor predisposición, la mejor voluntad, buscando sumar esfuerzos en beneficios del país. La primera reunión fue protocolar y en la segunda vi un interés de condicionar decisiones del Ejecutivo. No es que descartamos tener más reuniones, pensamos que lo más adecuados deben ser abiertas y en Palacio de Gobierno.

https://www.youtube.com/watch?v=4d-hxgXV71U&feature=youtu.be

Otro líder de FP, el presidente del Congreso, Daniel Salaverry, ha exhortado a sus compañeros de bancada a no proteger al juez César Hinostroza. ¿Usted cree que hay un sector de la oposición que apoya estos cambios?
Creo que la mayoría de los 130 congresistas quieren cambiar la situación actual, estoy seguro que si se deja en libertad a los legisladores para que, en función a su conciencia, voten si están de acuerdo con apañar la corrupción o enfrentarla, estoy seguro que la mayoría votará por combatirla. Porque esos congresistas tienen que regresar a sus regiones a rendir cuentas a sus votantes y nadie va a aceptar tener a un representante en el Congreso que se oponga a eso.

Martín Vizcarra

VISITA EL PERÚ. Martín Vizcarra dijo que seguirá recorriendo las regiones. (RafaelCornejo/Perú21)

VISITA EL PERÚ. Martín Vizcarra dijo que seguirá recorriendo las regiones. (RafaelCornejo/Perú21)

¿Confía que el jueves el pleno le imputará a Hinostroza ser cabecilla de una organización criminal, como lo señala la Fiscalía?
Es lo que corresponde. Creo que la mayoría de peruanos sabe que una organización criminal ha sido desenmascarada por dos valerosas fiscales, que han hecho una prolija investigación de delincuentes, y que finalmente han catalogado esta organización como ‘Los Cuellos Blancos’. Entonces, debemos dar facilidades a la Fiscalía para que profundice esa investigación, el Congreso no puede ser una traba para eso. Los congresistas, en base a lo que ya ha investigado, estoy seguro que tomarán la decisión que corresponde.

El fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, también está incluido en la banda, ¿Cómo puede ocupar este importante cargo un funcionario que está siendo cuestionado por eso?
La misma pregunta me hago. Hay una lista de quiénes son los integrantes de ‘Los Cuellos Blancos’ y ahí está incluido Chávarry. El Ministerio Público es sumamente respetable, está integrado por fiscales honestos. ¿Por qué debe ser liderado por alguien que no genera confianza? Ese es nuestro análisis. Además, fiscales de distintas regiones han pedido a Chávarry que dé un paso al costado. Entonces, si las propias fiscales lo incluyen en la organización criminal, ¿no le correspondería dar un paso al costado?

Chávarry lo ha amenazado. Le dice que usted tiene 46 denuncias y que lo va a procesar por todas.
Un fiscal de la Nación que usa el cargo que ostenta para amenazar, no solo al presidente, sino a un ciudadano, ¿es merecedor al cargo? Si tiene algo que hacer que proceda ¿Pero que amenace? Yo no voy a permitir amenazas ni de él ni de nadie. Nosotros tenemos una trayectoria intachable, en la actividad pública y privada. Podemos tener virtudes y defectos, como todo ser humano, pero todos saben que la honestidad es una de mis virtudes. No le permito al fiscal de la Nación que amenace porque está aprovechándose del cargo y con esa actitud está demostrando que no es una persona idónea para el puesto.

¿Y usted se allanaría a los procesos?
Por supuesto.

¿El proceso por el caso Chinchero, por ejemplo?
Que se investigue, no tengo inconvenientes, porque todo lo que hemos hecho está regido por las normas y procedimientos.

Usted dijo que las preguntas del referéndum deben ser cuatro y no deben ser desnaturalizadas. ¿Por qué no podría ir en un solo enunciado la bicameralidad y la no reelección de congresistas?
Porque debemos dar la oportunidad a la población de dar su opinión de los dos temas de manera independiente. Puede haber muchos ciudadanos de acuerdo con la bicameralidad pero no con la no reelección, y viceversa. Si juntamos en una sola pregunta, entonces condicionamos al ciudadano a que elija por el combo. Yo estoy de acuerdo con ambas, pero quizá la gente no opina igual.

El 74% de la opinión pública está de acuerdo con la no reelección de congresistas, ¿pero qué pasaría si se aprueba la ley para que eso se aplique a los legisladores que recién sean elegidos en 2021?
No tiene sentido. No puedes dar una norma y excluirte de la misma, eso no sería ético. Eso es decir ‘no, la reelección para otros pero no para mí’. Para la reforma de bicameralidad, por ejemplo, los congresistas quieren incluir los conceptos que han cambiado sobre la cuestión de confianza. Eso nos parece meter el concepto de contrabando, si el Congreso quiere cambiar la Constitución para eso que lo haga, pero en un proceso propio. Que no use el proyecto de ley del Ejecutivo, eso es desnaturalizar el proyecto.

La población también está atenta a estos temas pero también está exigiendo seguridad. El ministro del Interior no es una persona que hayamos podido apreciar de manera destacada, mantiene un perfil muy bajo, ¿qué se está haciendo en materia de seguridad?
El ministro puede tener un perfil bajo, pero sí está trabajando intensamente para mejorar la seguridad ciudadana. Cada semana incorporamos a más delincuentes en el sistema de los más buscados, todas las semanas hacemos megaoperativos. Cuando en este proceso de reconstrucción comenzaron bandas a pedir cupos, a las empresas, a los trabajadores, a los profesionales que están trabajando, las hemos capturado para que pueda trabajarse sin mayor problema en las obras. Ahora mismo estamos con todo un programa para evitar que se puedan utilizar los celulares robados.

En el interior del país, grupos extremistas, muchos de ellos integrados por gente del Movadef, se están activando. ¿Cómo ha fortalecido usted el servicio de inteligencia nacional?
Estamos trabajando en todos los niveles, en el sector Educación estamos haciendo una purga. Por ejemplo, una persona que cumplió su condena por terrorismo no puede enseñar en escuelas. El sistema de inteligencia nacional recién lo estamos restableciendo de manera competente, ya que durante el gobierno de Ollanta Humala se desactivó la DINI porque usaron sus equipos para hacer seguimiento a la oposición. Estamos haciendo las inversiones para, precisamente, repotenciar la inteligencia nacional.

El domingo, los peruanos vamos a votar las municipales, las regionales, ¿usted dónde votará?
Voto en Moquegua, en la institución educativa modelo San Antonio de esa ciudad.

Tiene que cambiar de domicilio.
Es una forma también de mantener este nexo con nuestra tierra. Total, voy, voto y regreso inmediatamente, así que me voy a votar a Moquegua.

¿Y si votara usted para la Alcaldía de Lima, por quién votaría?
No podría decirlo, aunque he visto tres candidatos que están suficientemente preparados para poder ejercer la función difícil de alcalde de Lima Metropolitana. Pero sea quien fuera el alcalde, yo voy a trabajar de la mano con él. Mi próxima prioridad es trabajar para mejora el tránsito en Lima. Estoy esperando al nuevo alcalde porque tenemos algunos planteamientos para ejecutar un plan agresivo, que incluya a los alcaldes distritales.

¿Usted pretendería postular a la presidencia en el año 2021?
De ninguna manera, descartado completamente.

¿Podemos confiar en su palabra?
Absolutamente. Si no, uno comienza, a la mitad de la gestión, a pensar en la reelección más que en la gestión. Yo tomé esa decisión siendo gobernador regional, si lo hice en una región pequeña, en un país mucho más complejo yo tengo que dedicarme cien por ciento a la gestión. Así que tenga la seguridad que hasta el 28 de julio de 2021 estaré dedicado completamente al gobierno. Yo garantizaré que haya una sucesión democrática de la cual solo participaré como ciudadano, pero no como candidato.

Ir a portada