El presidente Martín Vizcarra anunció el proyecto de reforma constitucional en su mensaje a la Nacion. (Foto: GEC)
El presidente Martín Vizcarra anunció el proyecto de reforma constitucional en su mensaje a la Nacion. (Foto: GEC)

El presidente de la República, , consideró como urgente que se lleve a cabo el debate del proyecto de adelanto de elecciones en el Congreso y que se deje de plantear temas para distraer la atención y generar una "estrategia de desgaste".

Luego de promulgar las cuatro leyes de reforma política que fueron aprobadas por el Congreso en la última legislatura y que plantean democracia interna, restricciones a partidos políticos, la prohibición de financiamiento ilícito y la alternancia, el jefe de Estado aseguró que el Ejecutivo ha planteado el adelanto de elecciones para que los peruanos puedan volver a nombrar a sus autoridades.

"No basta con dar facultades legislativas y aprobar normas. Para contribuir a la lucha anticorrupción y que avancen las investigaciones que la ciudadanía reclama, debe cesar el blindaje y deben dejar de usarse investigaciones como herramienta política para debilitar a los adversarios y proteger a los amigos", señaló.

Martín Vizcarra destacó que la actual crisis política entre el Ejecutivo y Legislativo no es normal y que debe ser enfrentada con urgencia, con lo que reiteró sus críticas a que se dilaten los debates que pide el Gobierno.

"No es bueno ni saludable para el Perú que se dilaten los debates, que se busquen generar temas que distraigan la atención, que se generen ataques por distintos flancos que intentan impedir que avancemos en una evidente estrategia de desgaste. Este tipo de actitudes muestran más claramente que los peruanos merecemos la oportunidad de renovar la representación para que el país pueda aprovechar todo su potencial. Este es el momento", indicó.

El mandatario indicó que la ciudadanía tiene expectativas que buscan atender, luego de que salieran a la luz casos de corrupción, de falta de transparencia e investigaciones que comprometen a autoridades, altos mandos y dirigentes políticos.

"Algunos nos han acusado de asumir posturas autoritarias que fortalecen posiciones antisistema. Por el contrario, con la reforma política buscamos consolidar la democracia y prevenir dichos brotes, que son un peligro para todo el continente, en especial para nuestro país. Los peruanos tenemos que ser conscientes que estamos atravesando por un proceso de cambio que es urgente y tiene que ser profundo", acotó Martín Vizcarra.

Para cerrar su discurso, el presidente hizo un llamado para que las autoridades se den cuenta que el malestar ciudadano "no es casual". "Por favor, entiendan, algo estamos haciendo mal", comentó.

"Que esta crisis política sea una oportunidad para que la población comprometida se pronuncie. Hagámoslo juntos", fue la última frase del mandatario para cerrar su discurso.