Martín Benavides responde a pliego de 33 preguntas ante el Pleno del Legislativo. (Foto: Congreso de la República)
Martín Benavides responde a pliego de 33 preguntas ante el Pleno del Legislativo. (Foto: Congreso de la República)

No todo lo que brilla es oro. Y es que detrás de grandes edificios y profusa promoción publicitaria, muchas universidades esconden toda una maquinaria de aprovechamiento político y mal uso de recursos.

Así lo dejó en claro el ministro de Educación, Martín Benavides, quien reveló que un grupo de esos centros superiores de estudios desvió S/462 millones –que debían ser reinvertidos para fines universitarios– en actividades de proselitismo político o retiro indirecto de utilidades, además de otros conceptos (ver recuadro).

MIRA: Coronavirus en Perú: Vizcarra decreta medida que antes no funcionó para frenar contagios

Debido a ello, dijo, la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria del Perú (Sunedu) aplicó multas por S/18 millones “proporcionales a los montos usados en forma indebida”. Los 18 millones, según fuentes de la Sunedu, corresponden básicamente a las multas aplicadas a las universidades Garcilaso de la Vega y San Martín de Porres.

“A la Sunedu no le tembló la mano en un contexto en que era difícil tomar decisiones”, destacó el ministro.

De acuerdo a un registro de la entidad, al que accedió Perú21, serían en total 50 los centros sancionados. El funcionario, sin embargo, adelantó que hay más universidades en evaluación.

Mayor legitimidad

Benavides se presentó ayer ante el Pleno del Congreso para responder a un pliego interpelatorio de 33 preguntas referidas a supuestas irregularidades en el licenciamiento de dos universidades privadas durante su gestión como jefe de la Sunedu.

La ocasión fue aprovechada por el titular de Educación para recordar cómo en los últimos tres años, en el marco de la reforma universitaria, la Sunedu cerró 13 universidades que funcionaban sin autorización, sancionó a 18 por impartir 73 programas no autorizados y multó a otras 14 por funcionar en 52 establecimientos no autorizados.

“Gracias a ello tenemos un sistema con mayor legitimidad y 40,743 estudiantes han sido protegidos de una oferta ilegal que nos les iba a permitir obtener un grado o título válido”, acotó.

Una vez más, y al igual que lo hizo antes en la Comisión de Educación, Benavides cerró filas en torno al proceso de reforma de la educación universitaria y exhibió como un logro de la Sunedu que el Poder Judicial no haya revocado ninguna de sus resoluciones de denegatoria de licenciamiento. Por el contrario, remarcó que se desestimaron ocho acciones de amparo interpuestas por Telesup, Sergio Bernales, entre otras.

Aseguró que no ha habido trato discriminatorio ni parcialidad en el proceso de licenciamiento, garantizó la idoneidad del Consejo Directivo de la Sunedu y defendió el cumplimiento de los estándares de calidad en la educación universitaria. “No basta con tener algún tipo de infraestructura; la condición básica de calidad debe ser integral. Dejar de lado eso terminaría por generar un perjuicio irreparable a los estudiantes”, subrayó.

Sus respuestas no convencieron a los representantes del Frepap y tampoco a los de UPP, cuyo vocero, José Vega, dijo a este diario que buscará las firmas para censurar al ministro.

Desde otras tiendas, sin embargo, criticaron la convocatoria al ministro en medio de una crisis sanitaria que ha puesto también en riesgo al sistema educativo. En atención a ello, Benavides aseguró que el año escolar no se perderá y, en ese contexto, destacó el esfuerzo de miles de docentes, estudiantes y padres de familia, así como de gobiernos regionales y locales.

Sabía que...

-Benavides anunció que esta semana habrá “novedades” en cuanto a la compra de tablets para los estudiantes de zonas rurales.

-El gobierno emitirá un decreto de urgencia para dar planes de datos a los maestros. Actualmente, son 500 mil los docentes conectados.

-Se incrementarán en 15 mil las vacantes para universidades públicas en 2021.

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué garantiza una educación universitaria de calidad en época de pandemia?