Martha Chávez participó en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales (GEC).
Martha Chávez participó en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales (GEC).

La congresista manifestó en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del que () asuma la presidencia de la República ante la polémica surgida por la vacunación contra aplicado a funcionarios del Estado, entre ellos, la excanciller, Elizabeth Astete, y como rechazo a la gestión que realiza (Frente Amplio).

“Me parece que todo se resolvería buena parte por lo menos moralmente si restituimos la Mesa Directiva. Lamentablemente los miembros de la mesa renunciaron fácilmente, una mesa que fue elegida en marzo de 2020. Esa es la mesa directiva que debería recuperar su situal en el Congreso y el señor Manuel Merino encargarse del despacho presidencial”, expresó Chávez.

MIRA: Las propuestas electorales para los primeros 100 días de gobierno (II)

Sus comentarios se dieron por críticas al actual gobierno del presidente por la inoculación de vacunas a funcionarios de la Cancillería.

Además, también rechazó que la presidenta del Congreso, (Frente Amplio) se haya reunido con el Jefe de Estado enero pasado para tratar la negativa del Ejecutivo a que el sector privado pueda acceder a las dosis contra el coronavirus. A su entender, los términos de dicho de este encuentro debió ser informado a la Junta de Portavoces del Legislativo.

“Para mí, y es una cosa personalísima, me parece que todo se resolvería buena parte por lo menos moralmente si restituimos la Mesa Directiva”, acotó Chávez.

Por su parte, el congresista (Fuerza Popular) también se opuso a la polémica surgida por la inoculación de vacunas contra el COVID-19 al expresidente Vizcarra y planteó que el grupo de trabajo se declare en sesión permanente para tratar la denuncia constitucional en su contra y otros funcionarios.

VIDEO RECOMENDADO:

El regreso de las pesadillas con Little Nightmares II
El regreso de las pesadillas con Little Nightmares II