(USI)
(USI)

En una declaración pública, el premio Nobel de Literatura pidió al presidente Ollanta Humala –de cuyo gobierno se autodenominó 'garante'–, y al resto de sus colegas del Unasur, que se , a que "actúen en favor de la democracia y el Estado de derecho" en Venezuela.

"Las graves dudas que existen sobre el resultado del domingo 14 de abril y la hostilidad desatada contra una oposición que, según el propio recuento oficial, representa por lo menos la mitad de los venezolanos, exigen de la comunidad internacional poner freno a la deriva autoritaria que parece estar en marcha", dijo el escritor peruano.

En ese sentido, expresó su respaldo a que haya un nuevo escrutinio de los votos bajo observación internacional, para que Venezuela pueda tener un gobierno que esté libre de toda sospecha de ilegitimidad.

En tanto, Álvaro Vargas Llosa, hijo del Nobel, aseguró que Unasur no es un foro adecuado para analizar la crisis en Venezuela por estar "poblado de aliados de Caracas". "Perú practica el seguidismo, no el liderazgo", indicó.

Según lo citó en Twitter su esposa, Susana Abad, Vargas Llosa hijo afirmó que "le repugna" que el canciller Rafael Roncagliolo denunciara fraude en el Perú el año 2000, cuando era jefe de Transparencia, pero que ahora avale las elecciones en Venezuela.