(Renzo Salazar)
(Renzo Salazar)

No retrocede. La ministra de Educación aclaró esta noche en 'Agenda Política' que una huelga no es motivo de censura y aseguró que esperará el resultado de la interpelación a la que fue sometida el último viernes.

"Yo no me censuraría porque una huelga no es motivo de censura. Siempre se habló, se respetaron los principios institucionales. Había un magisterio dividido y a pesar de eso trabajamos, fuimos abiertos al Magisterio y los poderes políticos", afirmó la ministra de Educación.

Marilú Martens también hizo mea culpa y explicó que el error fundamental que generó la huelga magisterial fue una carencia de línea de comunicación directa con los docentes, permitiendo así que sean azuzados por dirigentes con intereses políticos.

"Yo, personalmente, como profesora, he sido evaluada. Como directora, he evaluado (...) Estoy segura que hay muchas buenas formas de implementar una evaluación, pero quiero que sepan que este instrumento ya se ha implementado a más de 32 mil docentes. No es algo nuevo", acotó.

La ministra de Educación defendió así el sistema de evaluación del magisterio y reiteró que el país invierte en los docentes al realizar esas evaluaciones con el fin de mejorar las competencias de los docentes.