Marianella Ledesma dio un discurso luego de jurar en el cargo de presidenta del Tribunal Constitucional. (Foto: GEC)
Marianella Ledesma dio un discurso luego de jurar en el cargo de presidenta del Tribunal Constitucional. (Foto: GEC)

, magistrada que juró hoy en el cargo de presidenta del , anunció que planteará entre sus principales objetivos de gestión que se aclare el método a través del cual se identifican y establecen cuáles son los “casos emblemáticos” que serán tratados con prioridad por el Tribunal.

“Actualmente, los casos son procesados en estricto orden de ingreso, pero se hace una excepción con los llamados casos emblemáticos. Hasta el momento, no hay una definición clara de ese calificativo [...] Por ello anunció que propondré al pleno de este tribunal variar el referente que se usa para la calificación de los casos emblemáticos, anunció.

Marianella Ledesma, en su primer discurso luego de jurar en el cargo ante su predecesor, Ernesto Blume, cuestionó cómo se han identificado los casos que han recibido un trato preferencial dentro del TC.

“Normalmente, (el calificativo de caso emblemático) se viene haciendo en función a la notoriedad de la persona involucrada. En lo personal, considero que ese enfoque debe ser revisado de modo que se clasifique de emblemático a un caso en función a la materia del debate, de su trascendencia constitucional y no de la persona involucrada”, comentó la magistrada.

Cabe recordar que, en los últimos meses, el Tribunal Constitucional ha tratado como caso emblemático el hábeas corpus que planteó la hermana de Keiko Fujimori, Sachie Fujimori, contra la orden de prisión preventiva que cumplía la excandidata presidencial desde el 31 de octubre del 2018. Ernesto Blume asumió la ponencia de este caso y emitió una resolución a favor de que la lideresa de Fuerza Popular sea liberada. Los votos de Carlos Ramos Núñez, José Luis Sardón y Augusto Ferrero respaldaron a Blume. Marianella Ledesma y Eloy Espinosa-Saldaña votaron en contra.

- Balance de poderes -

La titular del Tribunal Constitucional resaltó que, en su gestión, seguirán cumpliendo el rol “determinante” que tienen en el balance de poderes dentro del país en contra de de los “abusos y arbitrariedades” cometidos por poderes, tanto públicos como privados.

“Este tribunal se mantendrá vigilante para hacer realidad la primacía de la Constitución sobre los poderes públicos, preservando una jurisdicción constitucional libre, independiente a cualquier interferencia de cualquier índoles que pretenda quebrantar las reglas básicas que rigen los valores básicos de un estado constitucional”, comentó.

- Debates transparentes -

Otro punto que la nueva presidenta del TC resaltó como uno de sus cinco lineamientos de gestión fue la transparencia en la deliberación entre magistrados, por considerar que la ciudadanía tiene el derecho de participar democráticamente en los procesos de mayor relevancia.

“Anuncio que insistiré en el pleno para plantear la reforma del reglamento del tribunal a fin de que se pueda permitir la absoluta transparencia de las deliberaciones que hace el pleno del TC, sobre todo en casos de interés nacional. Esta exigencia es aún más sensible en procesos competenciales y de inconstitucionalidad”, aseguró.

Marianella Ledesma señaló que este tipo de apertura permitirá descartar objeciones públicas a la posibilidad de que hayan “conductas ajenas a la función judicial que afectan la credibilidad y confianza de nuestro quehacer jurisdiccional”.

- Tres lineamientos más -

Ledesma Narváez señaló como otros puntos a priorizar el fortalecimiento de la comisión de cumplimiento y seguimiento de las sentencias del Tribunal Constitucional, así como un pedido al Ministerio de Economía y Finanzas para que se le otorguen los recursos necesarios para atender los procesos pendientes.

Además, dijo que promoverá un acuerdo con la Defensoría del Pueblo para que, a través de las oficinas descentralizadas de esta institución, todos los ciudadanos de diferentes regiones puedan exponer sus posiciones cuando sus casos sean vistos en el pleno, facilitando así el acceso del demandante al pleno del TC.

“Hoy, al asumir la presidencia de este tribunal, me comprometo ante mi patria a trabajar indesmayablemente por la justicia para todos sin distinciones ni diferencias”, fueron las últimas palabras que brindó Ledesma para cerrar su discurso.