Raygada dio a conocer los motivos por los que se alejó de la campaña de su partido.  (Piko Tamashiro/GEC)
Raygada dio a conocer los motivos por los que se alejó de la campaña de su partido. (Piko Tamashiro/GEC)

Raygada explica en esta entrevista por qué decide alejarse de la campaña electoral de Perú Libre, a pesar de que, por un tema de plazos, no puede renunciar a su candidatura. El empeño del partido de izquierda en mantener a candidatos investigados por terrorismo es uno de los motivos.

¿Por qué no estuvo usted ayer en el debate del JNE si iba a ser el vocero de Perú Libre?

Yo soy militante del Partido Nacionalista, pero, como no participaron en estas elecciones, acepté la invitación de Perú Libre. Ayer los iba a representar en el bloque de cierre de brechas, pero me enteré que me reemplazaron por Guillermo Bermejo.

Bermejo tiene un proceso judicial por afiliación al terrorismo. ¿Por qué lo eligieron a él?

Hubo toda una confusión, pero, al final, Vladimir Cerrón me confirmó la decisión. Entonces, yo le dije que esto significaba una pérdida de confianza a mi persona y que prefería cortar hasta aquí con la campaña electoral. No puedo renunciar porque legalmente no es posible.

¿No preocupa que Perú Libre insista con la presencia de Bermejo?

Sí preocupa. Entrando a un tema moral, por llamarlo así, es complicado que tu partido te presente cuando tú has sido y estás siendo juzgado por un tema tan delicado y que es tan difícil para los peruanos, como es el tema de terrorismo. La izquierda peruana, lamentablemente, sigue sin aprender.

¿Se podría decir que Perú Libre puede ser un vía para legitimar la participación de personas vinculadas al terrorismo?

Yo creo que todos los peruanos, de izquierda, derecha, de centro, de donde seamos, tenemos que ser muy enfáticos y rotundos para decir “terrorismo nunca más”. En la izquierda tenemos héroes que han fallecido en esta locura que hizo esta gente.

Justamente parece que la izquierda no aprende de esos héroes...

La izquierda constantemente está caminando al borde de la cornisa y ese es uno de los tantos problemas que ha generado que sea tan poco querida, valorada. Yo creo que ahí hay un punto que trabajar, creo que es una autocrítica.


TAGS RELACIONADOS