Luis Castañeda Lossio: Sus primeros 100 días como alcalde de Lima

Analistas consultados coinciden en que gestión edilicia aún no tiene un norte claro y está marcada por la revancha política.

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Este 11 de abril, entre improvisados anuncios de obras y cuestionamientos, se cumplen los 100 primeros días de gestión del alcalde Luis Castañeda Lossio.

Estos tres primeros meses en la Municipalidad de Lima se han visto marcados por decisiones que han disgustado a un gran número de limeños, como es el caso de la paralización de la reforma del transporte, el borrado de murales artísticos en el Centro Histórico o la cancelación del proyecto Río Verde.

[Luis Castañeda Lossio: Shipibos protestaron por incertidumbre sobre reubicación]

Los analistas consultados por Perú21 coinciden en que si bien es poco tiempo para medir o juzgar una gestión, se puede notar que esta aún no tiene un norte claro, y, más bien, se rige por el sello de la revancha política.

Esta revancha, según indican, se evidencia en la anulación de obras iniciadas por la gestión anterior: la reforma integral de transporte, el proyecto Río Verde —que contemplaba la recuperación de la ribera del río Rímac con 25 hectáreas de áreas verdes y la reubicación de 265 familias de la comunidad shipiba— y el teleférico del cerro San Cristóbal. Además de ello, desarticuló casi todas las políticas culturales planteadas por la gestión de la anterior alcaldesa.

"Luis Castañeda Lossio ha entrado a la municipalidad con la misma actitud con que entró Susana Villarán, es decir, a buscar debajo de la alfombra todo lo que pudiera ser malo en la gestión anterior con el fin de borrar cualquier tipo de rastro de su antecesora", opinó el analista Enrique Castillo.

[Luis Castañeda Lossio se disculpó con limeños por congestión debido a obras]

"Con esa actitud, lo que se ha visto son acciones como despedir personal sin ningún tipo de evaluación, eliminar lo que Susana Villarán llamó reforma del transporte, los murales y Vía Parque Rímac. Estas medidas muestran que la intención es que no se recuerde ninguna obra de Villarán y transformarla según su estilo, para que en la memoria de la gente quede como que él lo hizo. No hay un sentido de continuidad, sino de revancha y soberbia", añadió.

Enrique Cornejo, ex candidato a la Alcaldía de Lima por el Partido Aprista, comentó que los primeros 100 días de esta gestión de Luis Castañeda Lossio se resumen en improvisación y rencor hacia la gestión de su predecesora.

"De arranque, se dejaron sin efecto varias concesiones que había hecho la gestión anterior. Parece que las cosas se están haciendo para vengarse de su antecesora. Espero que el alcalde se rectifique en esta manera de ver las cosas", expresó Enrique Cornejo.

[Luis Castañeda Lossio: Obras en puente Bella Unión aún no comienzan]

Julio César Castiglioni, abogado especialista en temas municipales, consideró que el borrado de murales en el Centro Histórico de Lima fue un error grave y que obras como la reforma del transporte debieron continuarse.

"Creo que lo que hay es un síndrome anti-Susana. Lo poco o mal que ha hecho Villarán quiere desaparecerlo y se nota en todas las acciones que ha llevado a cabo la Municipalidad de Lima", opina.

Una de las obras que la gestión Luis Castañeda Lossio presentó hace pocos días fue el conjunto de tres by pass en el cruce de la Avenida 28 de Julio con Wilson, obra que un sector de la oposición llamó improvisada por no contar con el expediente técnico ni haber sido consultada en el Concejo Metropolitano. Por si fuera poco, la Contraloría General ya inició sus pesquisas.

Para el arquitecto urbanista Jorge Ruiz de Somocurcio, el balance de estos 100 días de la gestión de Luis Castañeda Lossio es desesperanzador.

"Estos cien primeros días son un poco desilusionantes. No hay visión ni imagen de ciudad ni un norte ni hoja de ruta clara. Hay proyectos dispersos que no apuntan a una visión de conjunto de ciudad. Si los próximos 100 días que vienen son como estos, no tengo duda de que va a caer 20 puntos más en las encuestas", remarcó.

El urbanista indicó que lo que podría salvar a la gestión de Luis Castañeda Lossio de esta mala proyección es el anuncio de una buena cartera de proyectos que obedezcan a una visión conjunta de ciudad.

EN PICADAHasta marzo, las encuestas le eran favorables al alcalde de Lima y líder de Solidaridad Nacional, que contaba con una aprobación de 71% (ocho puntos más del porcentaje que obtuvo en febrero).

En abril, por el contrario, Luis Castañeda Lossio sufrió una caída de 13 puntos en la aprobación de gestión, como señaló la última encuesta de Datum para Perú21 y Gestión.

El sondeo indicó que Luis Castañeda Lossio tiene una aprobación de 58% en abril. Además, evidencia que la desaprobación a su labor como alcalde se ha duplicado, pasando del 15% al 30%. Esta cifra es el triple de la desaprobación que tenía en enero.

Pese al pronunciado descenso, Luis Castañeda Lossio mantiene un porcentaje elevado de aprobación. Para Enrique Castillo, ello no tiene que ver con las acciones o decisiones de su actual labor edilicia, sino que obedece al recuerdo que los limeños tienen de su gestión anterior.

"La alta aprobación de Luis Castañeda Lossio no tiene que ver con lo que está haciendo sino con la expectativa de la población gracias a su primer mandato", sostuvo el analista.

No obstante, el periodista advirtió que hasta el momento no existe algún anuncio de obra o acción que le permita a Luis Castañeda Lossio levantar el porcentaje de su aprobación y popularidad.

ESTRATEGIA DE COMUNICACIÓNDesde la oposición y la ciudadanía se ha criticado que Luis Castañeda Lossio casi no aparezca en público ni brinde declaraciones, y haya sido la teniente alcaldesa Patricia Juárez quien haya dado la cara por la gestión municipal en estos primeros meses.

Sin embargo, cuando el alcalde tuvo una aparición en un congreso, en Madrid, fue blanco de muchas críticas al decir en su discurso: "Todo ello hace que Lima sea un país interesante, un país interesante dentro de esa diversidad, biodiversidad cultural, etnia y distintos pisos hasta económicos".

Castillo sostiene que el líder de Solidaridad Nacional no sabe comunicar verbalmente. "Castañeda no hubiera ganado ni tendría la aprobación que tiene si hablara más. Desde su primer gobierno tiene una estrategia que le ha resultado, y es aparecer lo menos posible, porque no tiene capacidad de conexión con el pueblo a través de la palabra, solo mediante las obras", señala.

En esa misma línea, afirmó que el actual alcalde no tiene carisma y es muy proclive a cometer errores mientras más habla, haciendo alusión a lo que ocurrió en el congreso de Madrid.

Julio César Castiglioni indicó que Castañeda debería ofrecer una mayor imagen de líder. Sin embargo, coincide con Castillo en que no salir a hablar le ha dado buenos resultados.

"(Castañeda) va a buscar siempre interlocutores, como Patricia Juárez, para evitar que él tenga que hablar. de esa manera le va mejor", manifestó.

PERSPECTIVAS A FUTUROLos distintos analistas consultados por este diario coinciden en que el burgomaestre tiene un punto a favor: debido a su gestión anterior, la gente lo percibe como realizador de obras, lo cual puede favorecerlo para proyectar su actual gestión.

"Castañeda habla con las obras", dice Castillo. No descartó que vaya a ejecutar proyectos que le signifiquen una rentabilidad política.

"Obras en las que pueda poner la primera piedra, en las que pueda demostrar, vía microondas, que está avanzando. Se va a esmerar en hacer obras para que la gente note la diferencia con la gestión de Villarán; para demostrar que él es eficiente y ella nunca lo fue. El tema es si van a ser hechas con los presupuestos adecuados, en los plazos adecuados y con la transparencia adecuada", puntualizó.

Agregó que sería importante que no solo se caracterice por ser una gestión de obras, sino también de reformas.

Empero, Castillo sostiene que Castañeda tiene una desventaja y es que en estos primeros días de gestión no ha sabido encarar dos grandes problemas de Lima: la seguridad ciudadana y el transporte.

"Esperamos de Castañeda una gestión mucho más integral que la primera (que fue buena en infraestructura y mala en transparencia). Esperamos que haya aprendido de la experiencia de su primer mandato, si no, va a tener muchos problemas en su segundo año", advirtió.

La pelota está en la cancha del alcalde. De cómo la juegue, dependerá su futuro político.

SABÍAS QUE…

  • Luis Castañeda Lossio fue por primera vez alcalde de Lima en el año 2003. Le ganó a Alberto Andrade Carmona con 39.9% de los votos. En el 2006 fue reelegido.
  • En el año 2000 se presentó a las elecciones presidenciales con el partido Solidaridad Nacional. Solo obtuvo 1.8% de votos. En el 2010 renunció a su cargo para postular por segunda vez a la presidencia. Perdió con 9.8% de votos.
  • En el año 2006, en la primera entrevista que concede como candidato a la reelección para la Alcaldía, Luis Castañeda Lossio declaró: "La gente quiere resultados y menos discursos".
  • Entre sus principales obras como alcalde, ejecutadas entre el 2003 y el 2010, están: el Metropolitano, los hospitales de la Solidaridad, el Circuito Mágico del Agua, las escaleras solidarias y la ampliación de la vía de Evitamiento.
  • En 2011, cuando Susana Villarán asumió la Alcaldía de Lima, Castañeda había dejado las siguientes obras inconclusas: remodelación del Teatro Municipal, el túnel Santa Rosa y el mercado de Santa Anita.
  • En mayo del 2014, la Fiscalía Anticorrupción denunció que Castañeda cobraba doble sueldo del Estado. Entre enero de 2004 y julio de 2006 recibió 189,140 soles en bonificaciones como presidente regional de Lima, además de su sueldo como autoridad municipal.
  • En 2009, Perú21destapó el caso Comunicore, empresa a la que la Municipalidad de Lima le pagó S/.35.9 millones, de manera irregular, durante la gestión de Castañeda Lossio.

Por: Diana Hidalgo (diana.hidalgo@peru21.com)

Follow @Peru21pe

Ir a portada