El pago se realizó para solucionar el reclamo de US$142’024,000 por parte de OAS tras asumir una serie de gastos por responsabilidad del municipio. (Foto: GEC / Video: América TV)

El exdirector ejecutivo de , , admitió ante los fiscales peruanos haber pagado “6 o 7 millones de dólares” al ex gerente de la Municipalidad de Lima, José Miguel Castro, para poder subir el precio de los peajes de la .

“Debo indicar que yo acepté el pago de 6 o 7 millones a favor de José Miguel Castro Gutiérrez a cambio de subir los peajes”, declaró ante representantes del Ministerio Público peruano, según reveló este domingo “Cuarto Poder”.

Este pago se realizó para solucionar el reclamo de un pago de un pago de más de US$142’024,000 por parte de la constructora brasileña. OAS señalaba que había incurrido en una serie de gastos por responsabilidad del municipio.

“[Se] vinculó la solución del problema con el aumento del peaje por encima de los ajustes contractuales establecidos en el contrato inicial y así fue consignado en el Acta de Trato Directo que firmaron Lamsac, Damiao Moreno y funcionarios de la Municipalidad de Lima”, detalló Pinheiro.

El exejecutivo precisó que la forma en cómo se solucionaría este problema se coordinó en reuniones organizadas por Castro en las que también participó Valdemir Garreta. Los pagos ilícitos se hicieron luego de la aprobación del trato directo y a través de Garreta.

Reveló, en esa línea, que José Miguel Castro Gutiérrez tenía la intención de vivir en Brasil y trabajar en la empresa FX propiedad del publicista Valdemir Garreta.

“Estas reuniones fueron organizadas por José Miguel Castro Gutiérrez, y nos dijo que la fórmula para la solución estaría en la modalidad de la ‘negociación directa’ o trato directo, y solicitó un pago de ventaja indebida o propina de 6 o 7 millones de dólares”, indicó el empresario.

Cabe destacar que la negociación se cerró el 20 de octubre del 2014 y como el municipio le reconoció prácticamente todo, firmaron el Acta de Cierre de Trato Directo.

Por este documento, el peaje subió de la Línea Amarilla de S/3.50 a S/4 en diciembre del 2014, y a S/4.50 en febrero del 2016, con Luis Castañeda Lossio a cargo del municipio limeño.

Asimismo, entre febrero y abril del 2016, con Castañeda a cargo de la comuna limeña, se registraron tres aumentos más hasta llegar a S/5.30. Posteriormente, con la venta de la concesión a la empresa francesa Vinci el peaje aumentó a S/5.70.