Módulos Temas Día

Liliana La Rosa: "Mayoría de programas no tiene línea de base"

Ministra dice que si no hay una articulación con otros sectores, será difícil vencer la anemia, tuberculosis o la pobreza desde los programas sociales.

Liliana La Rosa

Liliana La Rosa. Ministra de Desarrollo e Inclusión Social. (Perú21)

Liliana La Rosa. Ministra de Desarrollo e Inclusión Social. (Perú21)

Mariella Balbi
Mariella Balbi

La ministra del Midis, Liliana La Rosa , afirma que no tiene contacto con su ex partido Tierra y Libertad , pero respeta que la izquierda haya votado en contra de la confianza. Se propone realizar una reingeniería de los programas sociales para que se conecten intersectorialmente y también entre los distintos ministerios.

¿Qué opinión le merece el voto en contra de la confianza de su “ex alma mater”, el Frente Amplio y Nuevo Perú?
En primer lugar no son mis “ex alma mater”…

¿No perteneció al Frente Amplio?
Integré el movimiento Tierra y Libertad, pero no es mi alma mater. Soy una mujer de 54 años, obviamente tengo varias ‘almas mater’. Pasé por Tierra y Libertad y fue una experiencia muy buena, muy interesante, con gente de primera, creo que son un aporte al país. Ellos están en la oposición y votaron en consistencia con ello. Es una postura respetable. Estoy muy contenta con que hayamos tenido una mayoría de 94 votos para nuestra propuesta, es bastante integral y pragmática.

¿Le parece conveniente que votaran en contra de la confianza?
Eso puede preguntárselo a ellos.

¿No pudo conversar con sus ex compañeros de Tierra y Libertad?
Ellos son oposición, yo lo respeto, soy una demócrata. Converso con todos, ayer almorcé con Jorge del Castillo, con Donayre. Ellos sustentaron en público su voto en contra de la confianza. No he conversado con ninguno de ellos.

¿El sustento le pareció adecuado?
Yo respeto todas las opiniones, las de ellos son importantes.

Tierra y Libertad tuvo una posición antiminera. ¿Usted la avaló?
Mi tiempo ahí terminó. En Tierra y Libertad había mucho pluralismo, mucha apertura…

¿Y usted discrepaba de la recalcitrante posición contra Conga?
En Tierra y Libertad hubo mucho espacio para gente que no es antiminera, sino antiextractivista, como única actividad del país. Creemos que es posible tener minería en armonía con la naturaleza.

En concreto, estuvo contra Conga, contra Tía…
Soy ministra del Midis, puedo hablarle de eso. ¿Le comento sobre el Midis? Es mi responsabilidad hoy y el tema sobre el que pactamos esta entrevista.

¿Qué encontró en el Midis?
Un ministerio técnicamente muy interesante en los espacios de desarrollo programático, pero gestionado desde una perspectiva de compartimentos estancos. No se tiene una mirada de gestión territorial, de articulación intersectorial. Cuando esto ocurre, cada uno hace lo que le corresponde, pero no hay un impacto directo en la ciudadanía de forma articulada. Si logramos esto a nivel multisectorial, avanzaremos más. Es muy difícil vencer la anemia, la tuberculosis o la pobreza desde los programas sociales si no hay una articulación con otros sectores.

¿Encontró metas claras, mediciones, evaluaciones de impacto?
Encontré mediciones para lo que ellos programaron dentro del presupuesto por resultados, eran cosas plausibles…

Pero no han tenido resultados, porque si la anemia infantil crece…
Cada uno de los programas del Midis estaba en una perspectiva bastante tradicional de la planificación en función de cuánta gente había conseguido enrolar y cuánta estaban atendiendo. No encontramos análisis de impacto, ni línea de base establecida en los programas. Tenemos 600 mil niños con anemia y Cuna Más solo atiende 154 mil a nivel nacional. Y los atiende a partir de los 6 a los 36 meses. Para prevenir la anemia se debe actuar a los 4 meses.

¿Entonces, cómo está satisfecha con lo encontrado?
No he utilizado esa palabra. Encontré un Midis interesante en términos técnicos. La ausencia mayor en Midis y es parte de la estrategia que estamos armando es que no hay gestión intersectorial. Hay programas en coordinación con el MEF, Juntos. También Pensión 65, Contigo, Qali Warma, Foncodes, Cuna Más, País (los tambos) y la supervisión de los comedores populares.

¿Qué es lo interesante?
Es lo que hay. Mi evaluación y mi decisión es que se acabó la gestión de programas y estos los rediseñaremos en función del impacto concreto en la gente. Lo positivo es que existe una gran diversidad de programas. Esa es mi evaluación, a usted le parece mal, pero esa es su opinión…

¿Tiene una mirada crítica de lo encontrado…?
Y respetuosa. No creo que conmigo empiece el mundo. Parto de lo que hay y respeto lo hecho por los antecesores. Han amortiguado la pobreza con programas sociales…

La pobreza subió un punto…
En un marco de desaceleración económica y Niño costero. La pobreza habría subido 5 puntos sin los programas, según el INEI. Tuvimos también un conflicto entre los distintos actores políticos, el empleo ha disminuido en el ámbito urbano. En el rural el impacto se amortigua por las políticas sociales.

Pero, por ejemplo, no compensa el gasto anual de US$500 millones de Qali Warma que ni siquiera tiene una línea de base para medir la efectividad...
Se está construyendo. Con Naciones Unidas se está elaborando una línea de base que se inició en la gestión anterior. Se supone que en noviembre nos la entregan. La mayoría de los programas no tienen línea de base.

¿No le parece aterrador?
No uso esas palabras. El Midis no constituye el grueso de los programas sociales. Estos se juegan en los ministerios de Salud, Educación, Vivienda. Qali Warma tiene más de 3 millones de usuarios. No todos reciben desayuno y almuerzo. Pero sirve para retener a los chicos en la escuela. Y el impacto que está teniendo junto con el mejoramiento que realiza Educación es importante, no es trivial.

¿Cuál es el impacto?
Los chicos están en la escuela. La cobertura educativa hoy es muy alta y tiene que ver con que los chicos tengan su desayunito, puedan tener su almuerzo, junto con todas las políticas sociales que puedan retener a los chicos en la escuela. La gente en la pobreza y extrema pobreza no te manda los chicos al colegio si no tiene este suplemento.

Pero si no tiene línea de base, cómo tiene esa certeza…
Hay estudios cualitativos que lo demuestran. Tenemos también la cuantificación del hierro que se les da a través de la alimentación. Con desayuno y almuercito, llega a cubrir el 65% de los requerimientos. Solo almuerzo, especialmente en la adolescencia (las chicas con la menstruación hacen anemia), cubre el 35% de los requerimientos. Tenemos que darle en la adolescencia el suplemento como prevención. Si las jóvenes se embarazan, el niño tendrá bajo peso, y entraremos en el ciclo de la pobreza. En el mes de gestión hemos visto que Cuna Más está desincentivando la lactancia materna…

¿Por qué?
Cuando dejan al niño y se van a trabajar, se corta la lactancia. Cuna Más tiene 150 mil beneficiarios. Estamos haciendo un cambio; junto con el Ministerio de Salud se distribuirán gotas de sulfato ferroso a las madres que tengan niños entre 3 y 6 meses para prevenir. Cuando llegan a Cuna Más (6 meses), queremos comprar refrigerador, extractores de leche para que la madre la deje en biberones.

¿Cuna Más debería extenderse?
Necesitamos llegar, por lo menos, a la mitad de los que están sufriendo anemia, a 300 mil niños. Esa es la ampliación que hemos solicitado.

Se fijaron una meta de bajar la anemia del 43% al 19% para 2022. ¿Muy ambiciosa?
Hay distintas estrategias, las gotas de sulfato ferroso…

¿Por qué no se distribuían antes?
Hoy más que nunca se tiene la conciencia efectiva de la anemia, antes se tenía una mirada más reactiva.

Hemos pasado años sin el sulfato…
Antes se asumía que, con la lactancia materna, los niños estaban cubiertos hasta el sexto mes. Ahora estamos haciendo prevención desde el cuarto mes. El Ministerio de Salud anunció que hará entrega masiva de gotas de sulfato ferroso en los centros de salud. Nosotros vamos a potenciar esto desde Cuna Más. También ampliaremos la estrategia de señoras que visitan las casas en el ámbito urbano. En el rural se benefició a 100 mil familias. Queremos ampliar la cobertura en ambos sitios.

¿Le faltan recursos a Cuna Más?
Sí, claro, para la ampliación que queremos. Por eso estamos haciendo una reingeniería al programa. Requiere ajustes internos como tener refrigeradores, etc. Estamos estimando los costos, espero que en cuatro meses podamos implementarlo.

¿No hay un desequilibrio? Qali Warma se lleva US$500 millones por año y los de la lucha contra la anemia, o Juntos no…
Qali Warma es un programa universal, llega a todas las escuelas públicas, son 3 millones 600 mil educandos. En primaria llegamos a todos, en secundaria no. Qali Warma tiene el imperativo categórico de mejorar la calidad de los alimentos que se están dando, especialmente en pobreza extrema.

¿Por qué?
Podríamos tener un impacto gigante en los chicos de pobreza extrema si el complemento alimentario cubriera todos los requerimientos nutricionales, si un niño no se fuera a su casa con el 65% de los requerimientos, sino con el 100%.

¿En primaria se da solo desayuno?
En secundaria solamente 31 mil alumnos reciben desayuno y almuerzo. En primaria hay 3 millones 669 mil niños. Reciben desayuno y almuerzo 900 mil. Y no cubre los requerimientos nutricionales. Estamos potenciando compras locales…

La idea de Qali Warma era comprar a los locales.
Se acaba de tomar esa decisión, no existía. Los concursos se hacen a través de distribuidoras, así funcionaban. De lo que hay, nosotros tratamos de optimizar.

Disculpe la palabra, pero es aterrador que se destinen US$500 millones en algo que no cumple los requerimientos…
Esa es mi preocupación, es incrementar y mejorar la cobertura nutricional.

¿Qué nota le pondría a lo encontrado en Qali Warma?
Yo parto de lo existente y veo cómo lo reformo.

Para desnutrición infantil, son muy importantes las cocinas mejoradas. ¿Las promueven?
Estas deberían ir en paquete con el muro trombe (pared orientada al sol) y las letrinas. Los gobiernos regionales tienen la posibilidad de implementarlas. Ellos son autónomos. Pero con Foncodes estamos trabajando un combo completo de muro trombe, cocinas y letrinas. Tenemos 974 casas con muro trombe y cocinas. Vivienda tiene 20 mil viviendas subvencionadas. La responsabilidad del Midis es la articulación.

¿Hay una mala estrategia en el Midis?
Por supuesto que hay una mala estrategia. La estamos redireccionando para superar la desarticulación interna y multisectorial.

Juntos tiene bastante menos presupuesto que Qali Warma a pesar de condicionar lo que es salud y educación para las familias.
Juntos es subsidio directo. Su presupuesto ha bajado, es una decisión del MEF que se tomó en la gestión pasada. La cobertura ha disminuido. Se le podría complementar con otras acciones si tuviéramos una mirada multisectorial, por ejemplo, con Vivienda, Turismo, Agricultura.

¿Cuáles son sus metas? ¿A qué se compromete usted?
Entre nuestras tareas está reformar la estrategia de la lucha contra la pobreza. Estamos articulando los programas sociales del Midis, bajando los costos administrativos. Articular Qali Warma con Cuna Más y hacer que el primero tenga el complemento nutricional necesario para sacar a los chicos de la desnutrición y la anemia. Fomentaremos la lactancia materna. Colocaremos tallímetros y balanzas en Cuna Más para que las señoras le tomen interés. Trabajaremos gestión territorial y compras locales. Hemos tenido tres ministros en menos de dos años, eso impacta.

“TODA POSTURA QUE NO SUMA NO SIRVE" 

El congresista Jorge del Castillo advirtió sobre la utilización política de los programas sociales.
Lo descarto. En mi gestión habrá total transparencia. Invertimos 10 millones de nuestro presupuesto en la Mesa de Concertación de Lucha contra la Pobreza, en el Comité de Transparencia, el fortalecimiento de la OCI, de la Procuraduría y la Dirección de Ética. Estamos invirtiendo para que nos vigilen. El Comité de Transparencia lo preside monseñor Bambarén, tiene 8,650 comités en los municipios para vigilar las políticas sociales. Todos estos organismos tienen un presupuesto asignado. Las denuncias de los programas prescribían, ahora les damos seguimiento. La mayor parte son por corrupción en las compras de Qali Warma. Hemos incorporado a Mario Ríos para evaluar ese programa.

El premier dijo ante el Congreso que los antis han erosionado la vida política.
Lo comparto plenamente. Toda postura que no suma no sirve.

Tierra y Libertad forma parte de los antis.
No lo sé. Yo no soy anti-nada.

DATOS

- Liliana La Rosa es licenciada en Enfermería. Tiene un máster en Salud Comunitaria y en Gestión y Políticas Públicas.

- En enero de 2018, fue elegida decana del Colegio de Enfermeros. Laboró en el Mintra y en la PCM.

Tags Relacionados:

Midis

Liliana La Rosa

Leer comentarios ( )

Ir a portada