(USI)
(USI)

Sigue la polémica por el que pintó el exmandatario , en el que pide perdón "por lo que no llegué a hacer y por lo que no pude evitar", en momentos en que se debate si el presidente Ollanta Humala debe otorgarle el indulto humanitario.

"Que un expresidente mande un dibujo horrible, una especie de caricatura pidiendo perdón, es ridículo y una falta de respeto a la Nación", declaró el intelectual y pintor .

Por su parte, Raida Cóndor, madre de uno de los estudiantes de La Cantuta asesinados en 1992, dijo que "más que una disculpa a los deudos, suena a una ofensa porque no lo hizo en su momento".

Distinta es la postura del congresista aprista , quien consideró las disculpas como un gesto a ponderar. "Es un tema relevante que Fujimori haya expresado este acto de perdón. En política eso no desprestigia a nadie, lo trae a una posición más humilde", indicó.

También se pronunció sobre el tema Gisela Ortiz, hermana de Luis Enrique Ortiz Perea, otro de los estudiantes de La Cantuta, quien consideró "una burla" que Fujimori pida perdón en un cuadro en el que aparece sonriente y en actitud de campaña electoral.

"Se utiliza la figura del perdón como parte de una campaña mediática y política para presionar al presidente Ollanta Humala", manifestó en entrevista a Canal N.