Santos llega a Fiscalía de Chiclayo con sus ‘chalecos’. (Fabiola Valle)
Santos llega a Fiscalía de Chiclayo con sus ‘chalecos’. (Fabiola Valle)

Tras , el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, se sometió a la pericia psicológica que dispuso la Segunda Fiscalía Provincial Penal de San Ignacio.

Esta diligencia forma parte de la investigación por el caso de secuestro y tortura en agravio de Petronila Vargas, además de la imputación de haber asesinado al padre de esta, Eliseo Vargas, en 2005.

Santos llegó poco antes de las 9 de la mañana al Instituto de Medicina Legal de Chiclayo, donde fue interrogado por espacio dos horas y media.

Esta pericia busca establecer si el titular de Cajamarca tiene problemas mentales, porque niega haber participado, cuando era dirigente de las Rondas Campesinas, en el juicio popular en el que mandaron a torturar a Vargas y a su padre, pese a que hay fotografías que lo confirman.

"Este es un refrito que tiene el Ministerio Público y el Poder Judicial a raíz de una denuncia de Petronila Vargas, que tiene motivaciones políticas. No he estado evadiendo a la justicia. La agenda se ha cruzado. El resultado del informe psicológico pasará a manos de la Fiscalía", dijo.

Santos también negó que su entornó este amenazando a Petronila. "Jamás vamos a recurrir a esos métodos (…) soy un demócrata. A ella la están utilizan grupos de poder económico, quienes quieren verme vacado", señaló.

VUELVEN PROTESTASSobre el reinicio de las protestas contra el proyecto minero Conga, Santos confirmó que los pobladores de Cajamarca ya se encuentran instalados en las lagunas.

"Lo que queda es que los ministros le digan de una vez a Newmont que Cajamarca no permite la viabilidad de Conga y que deben retirarse. ¿División en los frentes sociales de Cajamarca? Los dirigentes sociales tienen un mecanismo de elección, dirección y conducción. Soy respetuoso de ellos", sostuvo.

Santos reiteró su , en Cañaris (Lambayeque). "Le pido al Ministerio de Energía y Minas, al Ministerio de Ambiente, al presidente del concejo de Ministros que este tema sea abordado de manera birregional. Aún no he recibido la invitación de los comuneros. ¿Las mesas de diálogo en Lambayeque para abordar el tema de Cañaris? Las mesas son mecedoras, no dan ningún resultado", puntualizó.

CONTINUAN LAS AMENAZASEn tanto, Petronila Vargas negó a Perú21 que grupos de poder la estén utilizando para atacar al presidente regional de Cajamarca. "Santos miente. Reafirmo que él fue testigo de la tortura a la que fui sometida por los demás ronderos", refirió.

Por lo contrario, denunció que sigue siendo amenazada de muerte a través de llamadas telefónicas y que gente ligada al entorno del presidente regional de Cajamarca la vigila.

"Un hombre que se hizo pasar por mi sobrino me llamó por teléfono, me preguntó por la salud de mi familia y por mi proceso judicial contra Santos. Luego me citó en el río Chinchipe, (distrito de Huarango), en la provincia de San Ignacio), para encontrarnos y entregarme una encomienda que me trajo desde Cajamarca. Me quieren matar", señaló.

DATOSJavier Adrianzén, abogado de Petronila Vargas, señaló que teme por la vida de su patrocinada porque desde el 20 de febrero no cuenta con resguardo policial, porque solo hay cuatro agentes en la comisaría del sector.