En esta casa fue capturado Abimael Guzmán, su esposa la terrorista Elena Iparraguirre y parte del Comité Central de Sendero. (Foto: Dincote)
En esta casa fue capturado Abimael Guzmán, su esposa la terrorista Elena Iparraguirre y parte del Comité Central de Sendero. (Foto: Dincote)

“¡Cayó el cachetón!, afirmativo. ¡Cayó el cachetón!”, se le escuchaba gritar desde el segundo piso de la vivienda de Los Sauces, en Surquillo, al agente apodado ‘Ardilla’. Su ahora esposa, Cecilia Garzón, alias ‘Gaviota’, se encontraba en el primer nivel neutralizando, contra el suelo, a cuatro personas, entre ellas , alias ‘La Bailarina’, y a su pareja Carlos Inchaústegui.

Fueron cuatro largas horas las que tuvieron que esperar para dar el primer golpe el 12 de setiembre de 1992. Tras 30 meses de seguimiento continuo, las 24 horas de los siete días de la semana.

“Soy una mujer policía que tuvo miedo, porque nosotros estábamos cerca de la muerte, no sabíamos si íbamos a vivir, no sabíamos qué había adentro. Si estaba la guardia roja o no o cuánta gente había. Pero sí sabíamos que Abimael estaba ahí. Dijimos: ‘¡Alto, Policía!’. ‘Ardilla se encargó de Inchaústegui,y en un momento de forcejeo, le quiso quitar el arma y Garrido Lecca se me abalanzó. Las dos personas que estaban con ellos se quedaron pasmadas. Yo tiré un disparo al aire e inmediatamente vinieron (refuerzos) a apoyarnos”, recuerda Cecilia Garzón.

MIRA: Las lecciones y los héroes de la captura de Abimael Guzmán

El 12 de setiembre de 1992, en el segundo piso se encontraba Abimael Guzmán Reynoso, tenía 57 años y era resguardado por la cúpula senderista la operación Victoria resultó exitosa. El único que no lo acompañaba esa noche era el camarada Feliciano.

Búsqueda implacable

Fueron 10 años de búsqueda implacable del valeroso Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) a Guzmán. Un trabajo que fue perfeccionado en su estrategia, con los años. Al inicio solo contaban con una foto del año 1979 de Guzmán.

Antes del gran golpe, los agentes habían ingresado a una vivienda en Monterrico, donde encontraron el video crucial que identificaba al ‘presidente Gonzalo’ con el Comité Central de Sendero Luminoso, bailando ‘Zorba El Griego’. Otros documentos daban cuenta de que la vivienda de Los Sauces era una pieza clave.

Murió Abimael Guzman el cabecilla de Sendero Luminoso
El cabecilla de Sendero Luminoso Abimael Guzmán falleció esta mañana en el Hospital Naval. Conversamos con Carlos Morán, exintegrante del GEIN y Pedro Yaranga, especialista en temas de seguridad.

29 años

Han pasado 29 años desde entonces, en ese tiempo, la Comisión de la Verdad y Reconciliación determinó que Abimael Guzmán y Sendero Luminoso fueron responsables de más de 31 mil muertes con más de 21 mil millones de soles en pérdidas económicas.

Los héroes de la pacificación nacional nos llaman a la reflexión. Para el autor del libro Golpe mortal, en el que se retrata la captura del siglo, el coronel Guillermo Bonilla, en la guerra con armas, Sendero Luminoso fue derrotado, pero aún hay una guerra ideológica. “Por supuesto que Sendero no ha desaparecido, porque paralelamente desarrollan un trabajo ideológico y político, y esa ya no es una función de la Policía Nacional. Y en defensa de la democracia creo que ningún peruano debe desistir de seguir trabajando para que organizaciones como Sendero, que pretende usar la violencia, busquen llegar al poder a través del terrorismo”, señala Bonilla.

‘Ardilla’ y ‘Gaviota’, los integrantes del GEIN que atraparon a Abimael Guzmán, se enamoraron y se casaron seis meses después.
‘Ardilla’ y ‘Gaviota’, los integrantes del GEIN que atraparon a Abimael Guzmán, se enamoraron y se casaron seis meses después.

Hoy el país vuelve a estar alerta y los héroes de la pacificación también. Miran con preocupación cómo dirigentes del Movadef, brazo político de Sendero Luminoso, se pasea por las oficinas de Palacio de Gobierno. “Yo me pregunto: ¿valió la pena tanto sacrificio de la PNP, de los campesinos, de los ronderos? Hay gente que ha dado su vida y ahora, ¿qué estamos viviendo? Simplemente, no se negocia con terroristas”, reflexiona Gaviota.

Guzmán ha muerto, pero su pensamiento sigue rondando por el país. Es hora de que organizaciones como el GEIN tomen más protagonismo en la vida política del Perú.

TENGA EN CUENTA

  • “El más grande asesino de la historia peruana ha muerto. Terminó sus días en prisión como era de justicia. Ni su muerte podrá borrar el dolor que dejó la demencia terrorista de Sendero Luminoso”, señalaron ayer en un comunicado los exintegrantes del GEIN.
  • “Con él deberá morir también su macabra ideología. Así lo habremos vencido para siempre”, agregaron.

VIDEO RECOMENDADO

Pedro Yaranga sobre muerte de Abimael: “Ahora se debe combatir política e ideológicamente a Sendero”
Perú21TV conversó con Pedro Yaranga, especialista en seguridad sobre la muerte del terrorista Abimael Guzmán.

TAGS RELACIONADOS