Kenji Fujimori: "Pido disculpas" por escuchar el "sucio chantaje" de Moíses Mamani

"Me he preguntado muchas veces cuál fue mi error en estos sucesos. Ahora lo veo con claridad. Debí echarlo de mi oficina en el instante mismo en que preguntó qué ganaría él", señaló el legislador.

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Kenji Fujimori , quien podría ser desaforado del Parlamento por el presunto intento de compra de votos para evitar la vacancia de Pedro Pablo Kuczynski , responsabilizó de todo lo sucedido al congresista Moíses Mamani , y solo reconoció que su "error" fue "no haberlo echado" de su oficina cuando comenzó a preguntar qué ganaría él.

El legislador pidió "disculpas al pueblo peruano" por, según dijo, haber "escuchado el sucio chantaje" del legislador de Fuerza Popular, Moíses Mamani.

Me he preguntado muchas veces cuál fue mi error en estos sucesos. Ahora lo veo con claridad. Debí echarlo de mi oficina en el instante mismo en que preguntó qué ganaría él. Mi equivocación fue la debilidad de escuchar su sucio chantaje. Ese fue un grave error, por el que pido humildemente disculpas al pueblo peruano. He aprendido duramente la lección. Nunca en mi vida política volveré a caer en la debilidad de tolerar una extorsión”, exclamó.

En una columna publicada en el diario La República, indicó que durante el segundo pedido de vacancia contra el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski, tocaron a su puerta parlamentarios que, sin ningún condicionamiento, le pidieron votar junto con él en contra de la moción.

Los recibí con los brazos abiertos, agradecido. Jamás condicionaron su voto a nada. Con una única excepción, la de quien puso una trampa. Fue él quien me buscó en mi oficina del Congreso. Fue él quien trajo a colación por dos veces, como puede verse de su propia grabación, la pregunta de qué beneficio obtendría en caso de sumarse al grupo”, indicó.

Kenji Fujimori , quien el último jueves no acudió ante la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales para presentar sus descargos, ratificó que el indulto a su padre, Alberto Fujimori, fue una decisión presidencial y reiteró que en la votación de los diez ex congresistas de Fuerza Popular contra el primer pedido de vacancia de PPK jamás hubo pacto alguno bajo la mesa, ni prebendas.

“Lo hicieron en defensa de su derecho a la libertad de conciencia y a no verse sometidos al mandato imperativo del partido. Lo hicieron sin ofrecimientos de obras, sin pacto alguno, como un acto de generosidad extendido de antemano y por adelantado sin condiciones”, insistió.

"Cacería de brujas"

El legislador volvió a acusar a Fuerza Popular de no respetar el debido proceso y sostuvo que existe “una cacería de brujas” que busca expulsarlo del Congreso. Añadió que la mayoría en el Parlamento tiene "miedo a perder el poder absoluto".

"Confío en que esta vez no prosperará el intento de judicializar la política. Una mayoría pretende echarme del Congreso. Esa misma situación me llevó a renunciar al partido que ayudé a fundar. Y antes de eso a ser suspendido dos veces y expulsado de mi bancada", manifestó.

Ir a portada