Keiko Fujimori rechazó ser “una mala perdedora” por su actitud tras su derrota frente a Pedro Pablo Kuczynski (PPK) en los comicios del 2016. (Foto: GEC)
Keiko Fujimori rechazó ser “una mala perdedora” por su actitud tras su derrota frente a Pedro Pablo Kuczynski (PPK) en los comicios del 2016. (Foto: GEC)

La lideresa de Fuerza Popular, , reconoció este domingo su responsabilidad en la crisis política que ha vivido el país durante el Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski (PPK) y el de Martín Vizcarra.

En una entrevista a “Cuarto Poder”, aseguró que su agrupación política “cayó en el círculo vicioso de la confrontación y eso impidió que se pudieran hacer muchas más cosas de lo que se tenía planificado”, y consideró que dicha actitud “fue un error”.

Creo que somos muchos los políticos que hemos tenido responsabilidad de lo ocurrido, nosotros no hemos sido gobierno. Se trabajó para darle gobernabilidad y se le dio todas las facultades que el gobierno de Kuczynski y Vizcarra solicitaron, pero es verdad que Fuerza Popular cayó en el círculo vicioso de la confrontación y eso impidió que se pudieran hacer muchas más cosas de lo que se tenía planificado”, sostuvo Fujimori Higuchi.

La candidata presidencial dijo haber aprendido de “errores” y aseguró que tras su prisión preventiva ha llevado a cabo “un proceso de reflexión, de aprendizaje”.

Eso [la confrontación] lo reconozco, fue un error, pero creo que uno aprende de esos errores y de los momentos difíciles que a mí en lo personal me ha tocado vivir, la Keiko del 2016 a la del 2021. Yo creo que he pasado un proceso de mucho de dolor que lo estoy tratando de convertir en un proceso de reflexión, de aprendizaje y creo que he aprendido como persona y como política”, señaló.

En otro momento, la también excongresista rechazó ser “una mala perdedora” por su actitud tras su derrota frente a Pedro Pablo Kuczynski (PPK) en los comicios del 2016. Explicó que, en aquella oportunidad, pese a observar “irregularidades en el proceso electoral” reconoció la victoria del hoy exmandatario

No [soy una mala perdedora], yo creo que, a ver, hubieron irregularidades en el proceso electoral, hubieron errores de nuestra parte, sin embargo reconocí los resultados, pero vuelvo a repetir, si nos quedamos estancados en el pasado no vamos a poder mirar hacia el futuro, de nuestro partido habían diferentes voces, de que salgáramos a marchar, que no se reconozcan los resultados, pero esas cosas no pasaron, y hubo una conferencia de prensa reconociendo los resultados”, manifestó.

Keiko Fujimori reveló que durante el tiempo que estuvo privada de su libertad priorizó el diálogo y aseveró que se mantuvo “al tanto” de las gestiones que realizó en el 2019 el hoy secretario general de Fuerza Popular, Luis Galarreta, con el entonces primer ministro Salvador del Solar para que se adelanten las elecciones.

Sin embargo, detalló que “hubo líderes de la bancada que se oponían a estos diálogos y ellos terminaron convirtiéndose en el rostro de Fuerza Popular de cara a la opinión pública”.

Varios [de los que estuvieron en contra] ya se han retirado y les agradezco, pero te vuelvo a repetir yo aposté por el diálogo, esa era mi apuesta y hacía eso apuesto ahora también”, indicó.

Como se recuerda, el 26 de setiembre del 2019, la Comisión de Constitución del Congreso, presidida por Rosa Bartra (Fuerza Popular), rechazó la propuesta de adelanto de elecciones presentada por el Gobierno de Martín Vizcarra.

Dicha iniciativa fue rechazada antes de que se pronunciara la Comisión Europea para la Democracia a través del Derecho (Comisión de Venecia), a la que el entonces presidente del Parlamento, Pedro Olaechea, le solicitó una opinión sobre la reforma constitucional de adelanto de elecciones.

Tres días después, Martín Vizcarra disolvió constitucionalmente el Congreso luego de la negación fáctica de la cuestión de confianza presentada por Salvador del Solar a un proyecto de ley para transparentar la elección de los magistrados del Tribunal Constitucional (TC).

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Perú: 79% teme volver a contagiarse