Las manos sucias de Alberto Fujimori y su hija Keiko al subir la reja de Palacio es una imagen icónica tomada por la fotógrafa Verónica Salem.
Las manos sucias de Alberto Fujimori y su hija Keiko al subir la reja de Palacio es una imagen icónica tomada por la fotógrafa Verónica Salem.

Un día después de que el expresidente escribiera una carta diciendo que “quienes choquen con la unidad, no tienen lugar en la familia fujimorista”, su hija y lideresa de Fuerza Popular, , le respondió a través de redes sociales.

“Estoy segura que no es la primera ni será la última vez que algunos intenten separarnos, pero hoy mas que nunca estoy convencida que estar unidos es lo más importante”, se lee en la carta.

La detenida Keiko Fujimori aseguró que existen “millones de peruanos” que se sienten agradecidas con el movimiento que inició su padre.

“Cuenta conmigo, papá. No podemos hacer nada hacia atrás, pero ha llegado el momento de volver a empezar”, escribió Keiko Fujimori a puño y letra.

TAGS RELACIONADOS